image

 

Dos monjas se niegan a venderle a Katy Perry su antiguo convento en Silver Lake, cerca de Los Ángeles, donde la estrella del pop estadounidense quiere vivir.

Perry ha visitado a las monjas y les ha dicho que quiere vivir en ese lugar junto con su madre y su abuela, pero Rita Callanan (77) y Catherine Rose Holzman (86) se han negado a vender la propiedad valorada en US$15 millones.

Callanan indicó recientemente al diario ‘Los Ángeles Times’ que, al ver los videos de Perry en internet, “por decirlo de alguna forma, no me hizo feliz ninguno de ellos”.

Mientras la Arquidiósesis de Los Angeles, y otras tres monjas que habitan el convento si desean vender, las otras dos monjas han planteado una demanda donde aseguran fueron elegidas “como la única autoridad para enmendar las normas del convento, elegir autoridades y vender propiedades del instituto”.

Fuente