George Martin-Beatles-RACCOON KNOWS

Londres.- George Martin, el productor urbano de los Beatles que guió, asistió y se mantuvo al lado de la veloz e histórica transformación de la banda de grupo de club a revolucionarios culturales, ha muerto, según confirmó el miércoles su agencia de representación. Tenía 90 años.

“Podemos confirmar que sir George Martin falleció de forma tranquila en su casa ayer por la noche”, indicó en un correo electrónico Adam Sharp, fundador de CA Management.

La confirmación de la muerte se produjo después de que el primer ministro británico, David Cameron, elogiara al productor como “un gigante de la música” y Ringo Starr escribiera varios tuits sobre Martin y dijera que “se extrañará a George”.

Starr tuiteó una imagen de los Beatles y Martin, con el mensaje “Gracias por todo tu afecto y amabilidad, George. Paz y amor”.

El representante de Martin lo describió como “uno de los talentos más creativos de la música y un caballero hasta el final”.

“En una carrera que abarcó siete décadas, fue una inspiración para muchos y está reconocido mundialmente como uno de los talentos más creativos de la música”, afirmó Sharp.

Demasiado modesto como para asumir el apodo de “el quinto Beatles”, un título que muchos creen que merecía, este londinense alto y elegante produjo algunos de los álbumes más populares e influyentes de la era moderna, como “Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, “Revolver”, “Rubber Soul” y “Abbey Road”, elevando los discos de rock para que pasaran de ser formas de hacer caja con canciones de éxito a una forma de arte, “conceptos”.

Ganó seis premios Grammy y fue incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 1999. Tres años antes había recibido el título de caballero.

Martin presenció y colaboró en los extraordinarios cambios de los Beatles y de la década de 1960. Desde un crudo primer disco en 1962 que se hizo en sólo un día a los meses de producción para el “Sgt. Pepper”, los Beatles dieron pasos de gigante como compositores y exploradores del sonido. No sólo compusieron docenas de temas clásicos, desde “She Loves You” a “Hey Jude”, sino que convirtieron el estudio en una tierra de maravillas de bucles, pistas múltiples, tempos imprevisibles, transiciones impensables y montajes caleidoscópicos. En lo lírico o en lo musical, todo era posible.

“Una vez fuimos más allá de la fase inocente, las primeras grabaciones, querían hacer algo más aventurero, decían, ‘¿qué puedes darnos?”’, dijo Martin a Associated Press en 2002. “Y yo dije, ‘Puedo daros cualquier cosa que os guste”’.

Además de los Beatles, Martin trabajó con Jeff Beck, Elton John, Celine Dion y varios álbumes en solitario de Paul McCartney. En la década de 1960, Martin produjo éxitos de Cilla Black, Gerry and the Pacemakers y Billy J. Kramer and the Dakotas, y durante 376 semanas seguidas en 1963 había una grabación de Martin en la cima de las listas británicas.

Pero su legado quedó definido por los Beatles, por las contribuciones que hizo y por las que no, con una banda que tomó las riendas de la producción en lugar de dejar que los productores controlaran el proceso. Los Beatles estuvieron entre los primeros grupos de rock que componían su propio material y pedían nuevos sonidos.

A Martin se le pidió lo imposible y a menudo lo consiguió, por ejemplo grabando a diferentes velocidades para “Strawberry Fields Forever”. Martin también se puso más de una vez al teclado, por ejemplo para “Lovely Rita” de McCartney o el “In My Life” de Lennon.

FUENTE