Loading...
Loading...

Dick Enberg, periodista deportivo y locutor del Salón de la Fama, murió el jueves. Tenía 82 años.

Enberg era conocido tanto por sus gritos emocionados como:  “¡Dios mío!”, como por los grandes eventos que cubrió durante una carrera de 60 años en la televisión y radio.

La hija de Enberg, Nicole Enberg Vaz, confirmó la muerte a The Associated Press. Ella dijo que la familia se preocupó cuando no llegó en su vuelo a Boston el jueves, y que lo encontraron muerto en su casa en La Jolla, un barrio de San Diego.

Su hija dijo que la familia cree que Enberg murió de un ataque al corazón, pero aún se espera la determinación oficial.

“Es muy, muy, muy impactante”, dijo Vaz. “Había estado ocupado con dos podcasts y estaba lleno de energía”.

Enberg empezó su carrera como locutor en los juegos de baloncesto de la UCLA y pasó a cubrir Super Bowls, Juegos Olímpicos, entre otros.

Enberg se retiró de su trabajo de televisión con el equipo de los Padres de San Diego en octubre de 2016, coronando una carrera de seis décadas salpicada con innumerables llamadas de “¡Dios mío!”. También era conocido por su frase de béisbol de “Touch ’em all!” para jonrones.

Criado en Armada, Michigan, el primer trabajo de radio de Enberg fue en Mount Pleasant, Michigan, cuando cursaba su penúltimo año en Central Michigan. Ganaba $1 la hora. El propietario también le dio conciertos de deportes de fin de semana. A partir de ahí comenzó a hacer juegos de fútbol de la escuela secundaria y la universidad.

“Si tienes el béisbol en el alma, está ahí para siempre”. – Dick Enberg.

Fuente

Loading...