Jessica Morris es mesera en un restaurante y estaba atendiendo a una pareja de recién casados ​​que celebraban el final de su luna de miel. Cuando regresó después de dejar la cuenta, se dio cuenta que en lugar de recibir una propina, recibió una pequeña nota bastante ofensiva. Morris, quien también se casó recientemente, no lo podía creer y por eso decidió publicar un mensaje en respuesta a este incidente en su Facebook. Su respuesta fue tan genial que enseguida remeció las redes sociales y de pasada le dio una gran lección a su celosa clienta:

“No suelo hablar del trabajo de esta forma pero esto necesita mostrarse. Principalmente porque es muy hilarante pero también porque me ofendió.  A lo que iba: hoy atendí a una mesa de 4. Dos parejas. La indicada me dijo que estaban ahí para celebrar parte de su luna de miel, a lo que yo respondí: “Oh yo recién me casé el mes pasado, felicitaciones”. Asumo que me escucharon y después procedimos con todo el “qué les puedo ofrecer” bla bla bla.

Bueno, como todos DEBERÍAN saber, ser mesera es un trabajo muy personal. Para ganar dinero tienes que ser gentil y mostrar tu personalidad. Como todos deberían saber, ya que me conocen, soy una persona agradable, una idiota sarcástica en la mejor manera posible. Así que por supuesto que dejo que esto brille en mi trabajo y en cada mesa.

Así que esta dama (Jenny) y su esposo pidieron su orden y ella me preguntó cuál era mi nombre. Yo le dije: “Jessica” y ella respondió: “Oh, no nos gusta este nombre. ¿Podemos lamarte Jess?”. Y yo me reí y dije: “Sí, pueden llamarme como quieran. Incluso respondo si me llaman ‘idiota’”. Ante eso el esposo se rió y procedió a llamarme así durante toda la experiencia que tuvimos como mesera y clientes.

Asumí que todo estaba bien porque estaban riendo y teniendo una gran comida. Yo llevé su cuenta a la caja, les desee unas buenas noches y que vuelvan pronto. Cuando volví de cantarle “cumpleaños feliz” a otro cliente, la pareja y su compañía se habían ido y en un ticket me habían dado 4 dólares de propina y Jenny decidió que no merecía una propina monetaria así que decidió escribirme una linda nota con un $0, diciendo “él es mi esposo, búscate el tuyo. Buena suerte”.

Y quería agregar que Jenny robó mi único bolígrafo, que sabía que era mi último porque me disculpé de tener sólo uno para compartirles a pesar de que habían dos cuentas que firmar en la mesa”.

clienta-celosa-le-deja-mensaje-a-mesera-2--raccoon-knows

“Él es mi esposo! Búscate el tuyo! Buena suerte”

Y agregó esta gran respuesta:

“Así que, Querida Jenny,

Quería que supieras que el mesero que estaba en la sección frente a la mía, al cual le estuve hablando y preguntando cosas cada cierto tiempo mientras tú te sentabas en mi mesa, ES MI ESPOSO. Que lo encontré por mi cuenta y se ve mejor que el tuyo. También quería que supieras que me perdones porque MI ESPOSO me llevó a un crucero para mi luna de miel y no a un restaurante.  Además, MI ESPOSO nunca me haría sentir tan insegura que tendría la necesidad de escribir tan terrible nota a una mesera y hacerla sentir de la forma que lo has hecho.

Así que Jenny, aquí va un consejo de vida de mi parte. Tu inseguridad como mujer es angustiosa. Ten orgullo propio y por la relación que tienes con TÚ esposo para que no tengas que bajar a alguien para subirte a ti misma. Especialmente a una mesera que vive de sus propinas y las necesita para ayudar a su marido a pagar las cuentas. Otra cosa Jenny, espero que te guste el bolígrafo porque es un regalo de mí para ti. De una RECIÉN CASADA para otra.

PS: mi esposo dice que te puedes sentar en su sección la próxima vez de esa forma no tendrás que preocuparte tanto porque tu esposo coquetee con una mesera. Quizás puedas ver su anillo mejor de lo que viste el mío.

Firma, Jessica. La mujer que ofendiste al pensar algo tan bajo como que intentó coquetear con un hombre que está con su esposa.”

FUENTE