violada

HATILLO PALMA, GUAYUBÍN. Una empleada municipal de esta localidad, quien hace más de una semana fue violada sexual y físicamente por tres hombres, y que ella afirma eran haitianos, acudió al departamento de la Defensora del Pueblo en busca de ayuda para que su caso se aclare, y los responsables sean procesados judicialmente.

Carolina Altagracia Cruz Peguero, de 42 años, también reiteró su denuncia de que su familia se siente atemorizada, porque frecuentemente se presentan a su casa agentes policiales, por lo que reclama acciones de parte de las autoridades, y que los responsables sean sometidos a la acción de la justicia.

“Decidí visitarla para que mi caso no se quede impune”, expresó Cruz Peguero, quien estuvo acompañada en su visita al despacho de la Defensora del Pueblo, Zoila Martínez, por el diputado del partido Fuerza Nacional Progresista (FNP), abogado Vinicio Castillo Semán.

Carolina Altagracia Cruz manifestó que ni las autoridades policiales ni judiciales de la provincia Montecristi, le han dado una respuesta a su caso.

Refirió que varios parientes suyos han sido apresados por agentes policiales para ser investigados sobre la muerte del haitiano Willin Yrak.

“Luego de lo que me sucedió, en mi familia no hay tranquilidad”, subrayó Carolina Cruz, quien es contable del Ayuntamiento de esta ciudad.

Militarización
Después de la violación contra Carolina Cruz, esta localidad prácticamente se mantiene militarizada, para evitar enfrentamientos entre dominicanos y haitianos.

A raíz de conocerse la agresión sexual y física contra Carolina, decenas de moradores sacaron a la fuerza a cientos de haitianos.

Posteriormente, los grupos comunitarios y el director del distrito municipal, Junior Fondeur, otorgaron un plazo de 30 días para que las autoridades del Ministerio Público, Migración, Policía Nacional y otros organismos gubernamentales buscaran la manera de regularizar la presencia haitiana en la zona.

Después de los incidentes entre dominicanos y haitianos, la mayoría de los ciudadanos del vecino país desenvuelven sus actividades laborales con mucha discreción.

Paulino Marte, productor bananero declaró que a todo ciudadano de Haití que tenga sus documentos legales, debe permitírsele trabajar en el país. La mano de obra haitiana supera a la de los dominicanos en las áreas de la construcción y agrícola.

FUENTE