Negro

SANTIAGO. El abogado Ramón Antonio (Negro) Veras afirmó que, al cumplirse 76 meses del atentado contra su hijo Jordi, conoce la capacidad de maniobra de los procesados y sus asesores técnicos, así como hasta dónde pueden llegar para que el asunto no se concluya.

“Si durante 76 meses me he mantenido confiando en la honestidad del material humano que en el servicio judicial conoce el caso de mi hijo, ahora no tengo razón alguna para no seguir abrazado a esa convicción. Sé que la ley y el derecho se han de imponer por encima del deseo de los imputados de que el expediente se dilate y de que no les alcance la vara de la justicia”, expresó ayer.

Sobre el internamiento de Adriano Román, Veras señaló el pasado viernes que le mueve a preocupación y suspicacia, pues tiene informes de que a altos niveles está haciendo gestiones “para que lo manden a su casa, para desde allí, supuestamente, terminar de cumplir las condenas por los crímenes contra Miguelina Llaverías y Jordi Veras.

FUENTE