Google-Nexus-Raccoon Knows

Android es el sistema operativo para smartphones más adoptado a lo largo y ancho del planeta, y no es por falta de motivos. Esta plataforma ofrece un sinfín de posibilidades en cuanto a personalización, variando desde un rango para los usuarios más novatos hasta para los más adeptos. Sin embargo, esta libertad tiene sus puntos negativos.

Si bien es cierto que tener la capacidad de modificar casi cualquier elemento a placer es un gusto, también es verdad que esto conlleva su parte perjudicial. Y es que tener un sistema operativo tan abierto, es sinónimo de una mayor facilidad a la hora de introducir agentes nocivos que pueden actuar de manera malevolente.

Los Nexus, los primeros en responder a la amenaza

A pesar de lo señalado anteriormente, una de las soluciones más adoptadas si eres fan de Android y además te gusta hacer hincapié en la seguridad de tus archivos es hacerse con un Nexus. Normalmente, la familia Nexus no sólo es la primera en actualizar a la última versión de Android, sino que además sus dispositivos suelen estar entre los más rápidos a la hora de ser protegidos contra amenazas.

De esta manera, Google vuelve a cumplir. Y es que, hace poco, los encargados de la compañía del buscador de Internet han anunciado que iban a lanzar una actualización destinada a servir como parche de seguridad. Aquí es donde el tema se torna preocupante. Si bien no hay que dejarse llevar por el pánico, el motivo de esta actualización es el descubrimiento de un nuevo exploit en Android, que amenaza especialmente al Nexus 5 y Nexus 6.

El problema tomó forma cuando Google se percató de una aplicación destinada al proceso root que utilizaba una vulnerabilidad de privilegio no “parcheada” residente en el kernel. De manera resumida, lo que esto quiere decir es que una aplicación maliciosa podría llegar a conseguir los permisos para modificar los bloques de código que conforman el software.

Así, la única manera con la que se podría arreglar este problema es flashear el sistema operativo de nuevo, a lo que la mayoría de usuarios no están acostumbrados. Afortunadamente, esta noticia tiene una parte buena, y es que es bastante difícil infectarse. En primer lugar, Google es el encargado de protegerte de este tipo de apps, la primera línea de defensa siendo su vigilancia sobre la tienda de aplicaciones.

Como podemos comprobar, existen varios niveles de seguridad, por lo que a menos que hayas instalado la aplicación de forma manual, no tienes porqué preocuparte. En todo caso, la actualización de seguridad debería llegarte en unos días, lo que eliminaría cualquier vulnerabilidad que quiera explotar esta aplicación.

FUENTE