image

 

Niall Horan, integrante de One Direction, estaba en un concierto en Befasta, Irlanda del Norte, mostrando su habilidad con la guitarra eléctrica durante la canción Little White Lies, cuando una persona del público le arrojó agua sorpresivamente.

Tal vez, quien lo hizo no tenía la intención de hacerle daño al joven intérprete, pero por su seguridad, abandonó la presentación, y en la captura del video realizado por una asistente del “show”, se puede ver como Niall se molesta inmediatamente al darse cuenta de lo sucedido

Justificado. El instrumento musical de Niall Horan cuesta casi diez mil dólares, lo que justificaría el accionar del artista.

La grabación circula en redes sociales y se aprecia cuando le lanzan el vaso con líquido; por fortuna sólo le cayó en la ropa, pero de haber tocado el instrumento, todo hubiera terminado en tragedia.
En Twitter se creó el hashtag #CanYouRespectNiall y miles de fans de la agrupación se han expresado preocupados por el cantante, además de que criticaron la acción del responsable.

Fuente

image