image

 

El humor de Nicki Minaj en la noche de Halloween iba acorde con la ocasión porque más que hacer reír, daba pavor. La rapera se disfrazó de hada madrina no de las que aparecen en los cuentos infantiles, precisamente— y, aunque el atuendo parecía más adecuado para carnaval que para Halloween, la cantante acudió a la fiesta del club nocturno 10AK en Las Vegas.

En un pasillo en el que estaba con sus amigos durante el evento le dijo a una mujer en silla de ruedas que caminara mientras le apuntaba con su varita mágica, como si de verdad tuviera poderes y como si de verdad pudiera concederle el deseo.

Los usuarios de las redes sociales no tardaron en expresar su disconformidad con la cantante y reprocharle su comportamiento. Y aunque Minaj, de 32 años, ha borrado el vídeo del delito en su cuenta de Instagram, aún se puede visualizar en YouTube.

La cantante ha tratado de excusarse en el portal TMZ diciendo que en realidad no se trataba de una minusválida sino de una amiga suya que llevaba una silla de ruedas como atuendo de Halloween publica El País.

Sea como fuere, el público ha criticado que la artista bromee con este tipo de asuntos y sobrepase los límites del humor. El bloguero estadounidense Perez Hilton publicó en su página web una noticia sobre la broma de Minaj y esta le respondió en Twitter diciéndole que si estaba buscando atención.

Fuente