image

 

La cantante Nicki Minaj y su novio, el rapero Meek Mill, han hecho una oferta para comprar una casa de nueve habitaciones en Hollywood Hills, según informa el portal TMZ.

Nicki no ha contado con una residencia fija en Los Ángeles desde que finalizó el alquiler de la vivienda que compartió con su exnovio Safaree Samuels, con quien puso punto final a su noviazgo en agosto de 2014 tras 12 años juntos.

La decisión de la pareja de mudarse junta, Meek está dispuesto a abandonar su Filadelfia natal para vivir con Nicki en California, demuestra lo comprometidos que ambos están con su relación a pesar de que solo la hicieron pública el pasado mes de febrero. De hecho, los dos artistas ya habrían hablado sobre la posibilidad de pasar por el altar, aunque Meek todavía no le ha pedido matrimonio, según afirma el mismo medio.

En un principio, la familia de Nicki, y especialmente su madre, no veían con buenos ojos su relación con el rapero porque temían que no fuera el hombre adecuado para ella.

“Mi madre solo conocía a Meek por lo que veía de él en los medios. Ya le ha conocido, pero quiere asegurarse de que es un buen chico. Es muy protectora con su hija. Otra cosa que la gente no sabe es que solo he tenido tres novios en toda mi vida. Nunca he salido con chicos. No tengo mucha experiencia en ese departamento, así que mi madre y mi familia se sorprendieron. Este es un paso muy importante, porque solo he estado con una persona durante la última década. Incluso mi pastora, que es como una segunda madre para mí, estaba asustada. Todo el mundo lo estaba. Esas mujeres tenían miedo porque cuando quiero a alguien, me entrego completamente, bajo la guardia. Y creo que es normal que una madre quiera que no te apresures demasiado”, explicaba la cantante en una entrevista a GQ.

Fuente