image

 

En 2007 el cantante Nicky Jam vivió una revelación durante un concierto en Colombia que le empujó a tomar la decisión de dejar de consumir drogas de una vez por todas.

En lugar de recurrir a ayuda profesional, Nicky optó por viajar a Puerto Rico y encerrarse durante tres días en una habitación para superar el síndrome de abstinencia, una experiencia que recuerda como la peor de su vida.

“Los días más largos de mi vida. Sudé un montón. Me dolían los huesos. Un momento tenía frío y al siguiente calor. Sufrí mucho para salir de ello”, recordó el reguetonero en conversación con Leila Cobo en la conferencia Billboard de la Música Latina.

Pero antes de superar su adicción a las drogas Nicky tocó fondo a nivel profesional y personal.

“Cuando tienes que pedir dinero para gasolina porque te lo has gastado todo en tus vicios, en alcohol, y además ves lo bien que le va a tus colegas, entonces es cuando sientes que lo único que puedes hacer es tirar la toalla. Me dije: ‘Creo que la música ya no es para mí’. Engordé mucho, parecía una hamburguesa.”

Nicky todavía recuerda cómo rechazó la ayuda y los consejos de su amigo Daddy Yankee, quien le advirtió que estaba llevando un estilo de vida muy peligroso.

“Era un ignorante. No tenía padre. Perdí a mi madre cuando tenía 8 años. Llevaba una vida de rebeldía y Yankee intentó ayudarme. Intentó que volviera al buen camino. Me repetía siempre: ‘Disciplina, disciplina’. Pero yo estaba muy perdido y decía: ‘Lo tengo que hacer a mi manera’. Y me hundí todavía más”.

Fuente