leonel carrasco

SANTO DOMINGO. El subdirector de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET), Leonel Carrasco, negó ayer que las seis fallas que se han registrado en el Metro de Santo Domingo en los seis años y ocho meses que tiene en operación, tengan que ver con la falta de mantenimiento.

El funcionario dijo que técnicos al servicio de la OPRET le dan mantenimiento al sistema todos los días de 12:00 a.m. hasta las 4:00 a.m.

Manifestó que existen varias compañías, como el Consorcio Sofratesa, la Simit y otras, que se encargan de trabajar en la operación del Metro y parte de su mantenimiento.

Recordó que esas compañías fueron ganadoras en concursos de licitación pública internacional, como lo establecen las leyes nacionales.

La falla

Reiteró que la falla que durante cinco horas afectó parte de la Línea 2 se debió a un problema eléctrico que fue corregido por los técnicos.

Manifestó que en los sistema de Metro, es normal que ocurran eventos como el del lunes, y dijo que los que trabajan con ese medio de transporte saben que eso ocurre, aunque no con la duración de cinco horas, como ocurrió por primera vez en el país.

“Es normal en los sistemas de Metro que se disparen aparatos eléctricos, que seccionadores y aislantes que muchas veces por las razones que sea fallan, y provocan corto circuitos”, dijo.

Descartó que los problemas sean, como se ha rumorado, por falta de pago a una empresa de mantenimiento, porque de ser así se afectaría la Línea 1, y no ocurre así.

Complejidad

Recordó que hace dos meses atrás el sistema falló dos veces, una por diez minutos y otra por 26 minutos y el mes pasado el fallo fue de una hora y 20 minutos, pero que son cuestiones rutinarias de los Metros.

Indicó que los Metros son aparatos totalmente electrónicos y que incluso los motores son eléctricos, y la corriente que utilizan es transformada, especial, directa, muy diferente a la que se utiliza en las calles, en los hogares y las empresas.

“Es una corriente que hay que transformarla por una serie de aparatos y transformadores que están en cada interestación del Metro y que son complejos, por cuanto son tecnología de punta”, sostuvo.

Al preguntarle por qué son más frecuentes las fallas en la Línea 2 que en la 1, Carrasco dijo que se da en ambos casos, pero no con tanta periodicidad.

Explicó que cada tramo de la línea tiene su transformación, y que se hace obligatoriamente para que no sea una sola seccionadora, y evitar que se “tumbe” la línea entera, y que por eso nunca ha salido de servicio ninguna de las líneas enteras.

FUENTE