Desde mediados del año pasado Ninel Conde mantiene una fuerte batalla legalcon su expareja Giovanni Medina por la pensión y custodia de su hijo Emmanuel. Un enfrentamiento que se agudizó a principios del 2018 luego de que una revista publicara el testimonio de un supuesto exasistente de la artista mexicana que aseguraba haber visto al Bombón Asesino inhalar droga.

Triste y desgastada emocionalmente por tantas “mentiras” en su contra, la también cantante abrió su corazón este miércoles en un video que compartió en su canal de YouTube.

“Creo que ya se rebasaron los límites, se han dicho cosas terribles de una madre, de una mujer… sin pruebas, sin sustento, sin fundamentos, aparentemente por dinero. Me duele, me entristece ver que del padre de mi hijo aparentemente se desprendan tantas cosas tan terribles en mi contra”, lamentó la actriz, quien dejó claro que nunca ha inhalado cocaína.

“En mi vida he probado eso. Yo fui mamá a los 20 años y desde ese momento yo fui una mujer que tuve que madurar porque la vida me hizo madurar y ser responsable. Hay gente que tiene ese problema y no hay que juzgarla, hay que ayudarla y hay muchos lugares en donde pueden asistir a que sean ayudados. Tampoco hay que señalarlos y satanizarlos, pero no es mi caso”, aclaró.

Ninel lamentó que la historia se esté repitiendo nuevamente pues en el pasado, recordó, también fue víctima supuestamente de esas acusaciones por parte de otra expareja.

“La diferencia el día de hoy es que hay un bebé, en el pasado estaba mi hija y lo sufrió bastante, por eso ella y yo decidimos que lo mejor era que estudiara fuera para que estuviera lejos de todo eso que pasó en ese momento, pero el día de hoy a Emmanuel no lo puedo mandar a estudiar al extranjero y quiero que el día de mañana él pueda ver que su mami dio la cara y es por él”, expresó Ninel, quien no pudo evitar romper a llorar justo en ese momento.

“Me duele mucho que vea que su papá se expresa así de su mamá y que solo quiera destruir porque no le importa ser papá de Emmanuel”, dijo entre lágrimas.

“Yo podría decir muchas cosas de él, pero por mi hijo no voy a decir lo que pienso de él, no voy a decir lo que creo que se merece porque solo Dios puede juzgar, pero quiero que ustedes sepan que lo único que yo hago es trabajar y sacar adelante a mis hijos. Soy mamá papá. Hay muchas mujeres en mi situación y estoy luchando por el bienestar de Emmanuel”, dejó claro.

Lo que más pavor le da a Ninel es que el día de mañana Giovanni pueda llenarle a su hijo la cabeza de cosas “tan terribles como las que él dice de mí a los medios”.

“Y es lo único que quiero pedirle a las leyes, que me ayuden a proteger y a salvaguardar la integridad de mi hijo. No me niego a que vea a su padre siempre y cuando él esté en condiciones sicológicas de poder estar con su hijo y le haga bien, y que no sea dañino porque todo lo que él trae en su cabeza es mucho resentimiento y mucho odio presuntamente en mi contra, y simplemente porque yo ya no quise estar con él”, concluyó Ninel.

Fuente