Un niño de solo cuatro años le cuenta a su madre cómo es el cielo y lo que más le gusta de esta de él, antes de su triste fallecimiento a causa de un incurable cancer.

El niño aseguraba saber cosas como que en el cielo las calles son de oro, que Dios estará siempre acompañándolo e incluso que tendrá un nuevo cuerpo “sin cáncer”, que no se enfermará.

Este video te estremecerá.

FUENTE