REdadas-ICE-NEW YORK-RACOON KNOWS

Cuando Kenia Salazar escuchó que la Administración de Obamapreparaba más redadas para mayo y junio sintió mucho temor. Solo el imaginarse que pudiera ser devuelta a su natal Honduras, donde fue víctima de violencia doméstica, le causa mucha angustia.

“Lo primero que me imaginé fue volver a vivir el acoso de mi pareja”, dijo la residente de Staten Island de 27 años, quien llegó a Nueva York en 2014 con uno de sus tres hijos para escapar una relación abusiva.

Pero no solo los inmigrantes neoyorquinos reaccionaron al anuncio de que supuestamente laOficina de Inmigración y Aduanas (ICE) realizará más redadas y continuará con la política de deportación, activistas y funcionarios electos también alzaron su voz de rechazo.

“La solución a la violencia de la que están escapando los centroamericanos en sus casas debe ser compasión, no separación de familias,” dijo Jorge Quijada, miembro de Se Hace Camino Nueva York, una organización que provee servicios legales a la comunidad inmigrante y que está ayudando a Salazar con su caso.

Entre tanto Steven Choi, director de la Coalición de Inmigrante de Nueva York, indico que “las tácticas de mantener a las comunidades inmigrantes con un miedo constante de deportación es inmoral e injusto. No hace nada para resolver el problema mayor que es nuestro sistema de inmigración deteriorado”.

Una de los primeros oficiales de la Ciudad en reaccionar fue la presidenta del Concejo MunicipaMelissa Mark-Viverito, quien dijo que el temor de las redadas solo empuja a los inmigrantes a las sombras. “Cada día, inmigrantes a través de todo el país, trabajan fuertemente, contribuyen positivamente y ayudan a que nuestras ciudades prosperen – estas redadas tienen que terminar ya”, sostuvo.

La congresista demócrata por Nueva York Nydia M. Velázquez también pidió que las redadas paren inmediatamente. “Estas acciones no hacen nada para hacer nuestra nación más segura, pero sí siembran miedo en las comunidades y familias inmigrantes”.

Otro que mostró su disgusto con las pretensiones de ICE fue el alcalde Bill de Blasio, quien apoyó a las comunidades inmigrantes y dijo que “muchas de estas familias han huido de la violencia en sus países de origen y buscan seguridad aquí, en la ciudad de los inmigrantes”. De Blasio aseguró quela Ciudad no está involucrada en las redadas. “Estamos siguiendo de cerca la situación para asegurar que todos los neoyorquinos, sin importar su estatus migratorio, puedan acceder a los servicios de la Ciudad con seguridad y tranquilidad”.

Carlos Menchaca, quien preside el Comité de Inmigración en el Concejo Municipal, aseguró que Nueva York mantendrá sus comunidades seguras para los inmigrantes. “Vamos a mantenernos firmes en contra de estas acciones federales y pedirle a todos los neoyorquinos–no imparte su estatus de inmigración– que se levanten con nosotros y sus vecinos para denunciar estas redadas”, dijo el concejal.

FUENTE