El acuerdo nuclear logrado est jueves en Lausana prevé que el programa de enriquecimiento de uranio sea limitado y supervisado por un periodo de hasta 25 años, mientras que el 95% de uranio ya producido por Irán deberá ser diluido o enviado al exterior.

Por otra parte, el pacto habla de “controles estrictos” de hasta un cuarto de siglo de todas las actividades nucleares iraníes por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), según un borrador del acuerdo al que ha tenido acceso Efe.

Como contrapartida se levantarán todas las sanciones impuestas a Irán debido a su programa nuclear, tanto económicas como diplomáticas. El presidente Barack Obama ha dado una conferencia de presna minutos después y ha señalado el acuerdo de histórico. “Hemos alcanzado un acuerdo nuclear histórico con Irán”, dijo. El mandatario dijo que al acuerdo transciende la política y se asoma a los terrenos de la paz y la guerra.

“Si Irán miente el mundo lo sabrá”. Este pacto de principios se debe desarrollar hasta el próximo 30 de junio, fecha límite para lograr un pacto definitivo que cierre 12 años de disputas. Asimismo, dos tercio de las capacidades de enriquecimiento de uranio deben estar bajo permanente supervisión durante los primeros diez años del acuerdo.

El control del destino del uranio enriquecido, tema principal El enriquecimiento de uranio es una de las partes más sensibles de las ambiciones nucleares iraníes debido a su doble uso, tanto civil como militar. En ese tiempo, el enriquecimiento de uranio para fines de investigación y desarrollo se podrá llevar a cabo de forma limitada y bajo estrictos controles. La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha asegurado en una declaración ante los periodistas que este acuerdo es un “paso decisivo” para solucionar el litigio nuclear. Por su parte, el ministro de Exteriores de Irán, Mohamed Yavad Zarif, destacó que su país podrá continuar enriqueciendo uranio y seguir desarrollando la tecnología nuclear.

FUENTE