obama-hiroshima-RACCOON KNOWS

Barack Obama realizó este viernes una visita histórica a Hiroshima, la primera de un presidente de Estados Unidos al lugar sobre el que se lanzó la primera bomba atómica.

“Hace 71 años, en una mañana sin nubes, brillante, la muerte cayó del cielo y el mundo cambió”, dijo Obama en el Parque Conmemorativo de la Paz en Hiroshima.

“Un destello de luz y un muro de fuego destruyeron una ciudad, y demostraron que la humanidad poseía los medios para destruirse a sí misma”.

El presidente puso una corona en el monumento con una inscripción en japonés: “Que todas las almas aquí descansen en paz, porque no vamos a repetir el mal”. En el lugar están escritos los nombres de las 140.000 víctimas de la bomba.

En su intervención, Obama pidió un mundo sin armas nucleares: “Tenemos que buscar la valentía de vencer la lógica del miedo y crear un mundo sin armas nucleares”, dijo.

El presidente también habló sobre los avances científicos y la necesidad de que el progreso moral esté en línea con los avances tecnológicos. “Hiroshima nos enseña la verdad. El progreso tecnológico sin un progreso igual en las instituciones humanas nos puede hundir”, dijo.

“La revolución científica que condujo a la escisión de un átomo requiere una revolución moral también”. “Es por eso que venimos a este lugar”.

Obama cerró su intervención destacando los avances en Hiroshima. “El mundo cambió para siempre aquí. Pero hoy en día, los niños de esta ciudad viven cada día en paz. ¡Qué cosa que tan preciosa! Es digno de ser protegido”.

Como se esperaba, Obama no se disculpó por la acción estadounidense para acelerar el final de la Segunda Guerra Mundial. Una disculpa sería muy controvertida en EE.UU. y en países como China y Corea, que sufrieron la peor parte de la agresión y las atrocidades de Japón durante la guerra.

El presidente de Estados Unidos dijo el jueves en una conferencia de prensa en la reunión del G7 —de la que hacen parte los líderes de Estados Unidos, Canadá, Francia, Italia, Alemania y Japón— que el lanzamiento de la bomba atómica sobre Hiroshima fue un “punto de inflexión en la historia moderna” y es algo con lo que “todos debemos lidiar de una manera u otra”.

“No es solamente un recordatorio del daño máximo de la Segunda Guerra Mundial y de la muerte de inocentes en todos los continentes, sino también es un recordatorio para nosotros mismos de que el trabajo de reducir el conflicto, construir instituciones de paz y reducir el prospecto de una guerra nuclear en el futuro, no está hecho”, dijo Obama el jueves.

Durante el pasado mes de abril fue el secretario de Estado John Kerry quien visitó Hiroshima y el memorial a las víctimas.

FUENTE