Obras Públicas

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) ha iniciado un plan de construcciones en el “Corredor Duarte ll”, que consiste en la ampliación de importantes avenidas, colocación de pilotillos y barandas, que obligan a los choferes a no doblar donde no les corresponde, lo que a su vez ayuda agilizar el tránsito, así como la realización de retornos y la intervención de viejas rotondas y nuevos elevados.

Los trabajos se realizan con la coordinación de los cabildos del Gran Santo Domingo, que dan algunas facilidades, excepto el del Distrito Nacional que se comprometió a realizar obras de paisajismo en la avenida V Centenario y al final no las ejecutó.

El MOCP involucró a la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET), que ha focalizado los puntos o esquinas y vías más críticos con relación al tránsito y los tapones que se hacen en las horas pico.

El ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, conversó con Diario Libre, y explicó con detalles el programa desarrollado, el cual va dirigido en tres direcciones, que consisten en reformulaciones de las principales avenidas de la capital y el Gran Santo Domingo, intervenciones de tramos de vías, cuyo fin es rehabilitarlas, reconstruirlas y ampliarlas y un programa de señalización vial e instalaciones de pilotillos, defensas que impidan que los carros, así como los peatones puedan usar las calles por donde quieran, sino, en el caso de estos últimos, utilicen los pasos peatonales de cebras que se señalizan.

Castillo explicó que estas medidas evitan que los carros del transporte público se estacionen donde quieran para tomar pasajeros, y que los pilotillos sirvan de impedimento y de canalización y guía para el flujo del tránsito.

“Desarrollamos un plan de 187 puntos, y lo cuantificamos en tres fases, una fase que tenía que estar lista para el 20 de noviembre pasado, y se cumplió, otra que tenía que estar lista el 20 de febrero pasado, y se cumplió, y una fase que tiene que estar lista para el 30 de abril, y se está cumpliendo de acuerdo con el cronograma acordado, luego definimos una cuarta fase que arrancará el primero de junio, abarcará 45 días hasta el 15 de agosto”, dijo.

Para el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Gonzalo Castillo, son pequeñas intervenciones, pero muy puntuales, “estaremos logrando sustancialmente la mejoría del tránsito, “aunque tenemos que admitir que el crecimiento vertical de la ciudad y la cantidad de carros que toda las semanas entran y se meten en el tránsito, están minimizando las mejorías que hacemos”.

Explicó que mientras se hacen obras para mejorar las vías, el tránsito crece y no se siente mucho, agregó que actualmente se ha reconstruido totalmente la avenida Núñez de Cáceres, la avenida Sarasota, y ya “terminamos con el tramo entre la Winston Churchil y la Lincoln, ahora vamos a reforzar toda la Sarasota hasta donde termina, también la Prolongación 27 de Febrero, la avenida Luperón, la avenida Abraham Lincoln, que ya la empezamos, Los Próceres, la República de Argentina, aquí vamos a intervenir la rotonda, porque aquí hay un problema de tránsito muy importante, y mantenemos el programa de bacheo, corrección y señalización de vías de forma permanente”.

Castillo dijo que se mantienen brigadas que se encargan de limpiar todos los recolectores de agua o imbornales, de manera que cuando llueva, la ciudad no se inunde, y esto ayudará a que el tránsito pueda fluir con mayor rapidez.

“Con las lluvias que cayeron la semana pasada, vimos que el mantenimiento hizo sus efectos, porque hubo muy pocos puntos de inundaciones, aunque también admitimos que hay que tener un programa continuo, porque el ciudadano dominicano tira mucha basura a la calle, y la basura suele volver a taparnos los imbornales, pero cuando damos buen mantenimiento a los recolectores de agua, estamos combatiendo las enfermedades tropicales, como la chikungunya, el zika, el dengue y otras”, dijo.

Señaló que un buen mantenimiento de los recolectores de agua, evita también el acumulamiento de agua, y permite que el asfaltado de las calles se mantenga, “porque se generan menos hoyos y el agua afecta mucho el asfaltado”.

El plan de modernización de las vías del Gran Santo Domingo también abarca la República de Colombia y la Sol Poniente, hasta la Jacobo Majluta, y desde aquí hasta un kilómetro después de la Embajada de los Estados Unidos.

“La Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET), ha participado en la detección de los puntos de entaponamiento y en el diseño de la solución, como es el caso de los corredores de la Kennedy, los de la 27 de Febrero, en la Tiradentes, Máximo Gómez, Jacobo Majluta, donde quiera que hemos colocado estos pilotillos, lo hemos hecho con la colaboración estrecha de la AMET”.

Subrayó que durante los trabajos han encontrado oposición de comerciantes que dicen son afectados, “pero hay que entender que ya las personas no pueden tocar donde quieran, tenemos que agilizar, porque no podemos ver un problema particular, y crear un problema a la generalidad”.

Sostuvo que este conjunto de obras se realizan con el presupuesto del Ministerio de Obras Públicas. “Como son obras puntuales las englobamos dentro de los presupuestos de mantenimiento que utilizamos y también algunos contratos para obras específicas que se ejecutan en las cercanías, entonces hacemos que nos elaboren algunos de estos puntos”, explicó el funcionario.

“Tenemos contemplada la construcción de tres elevados en la autopista Duarte y tres adicionales en la Charles de Gaulle, uno en Invivienda, Sabana Perdida, y otro en el Cruce de Mendoza, y vamos a terminar el paso de desnivel de la entrada de Duquesa, y en la Duarte vamos hacer uno donde está el parque Duarte, otro en la Guáyiga, y habrá un tercero que sería para construir un corredor expreso para salir de la ciudad”.

FUENTE