Esto es algo que las compañías solicitan a los usuarios con frecuencia, y algo que también nosotros hemos repetido por aquí en muchas ocasiones: no deben usarse cargadores genéricos o de terceros. En varias oportunidades ya hemos visto casos de gente que ha resultado lastimada por recargar su dispositivo móvil haciendo uso de un cargador no autorizado por el fabricante. Si bien el uso de un cargador de terceros puede sonar como una solución rápida y barata, en realidad no se trata de la más conveniente ya que puede terminar en un accidente, y muchas personas a quienes les ha sucedido probablemente han dejado de usar cargadores genéricos. Recientemente se ha dado a conocer otro caso de una persona que ha resultado herida debido a esto.

Otro iPhone se quema debido al uso de un cargador genérico

En Alberta (Canadá) un adolescente de 16 años ha sufrido serias quemaduras al recargar su iPhone usando un cargador genérico. El joven sufrió quemaduras de tercer grado en su mano derecha, pierna derecha y otras partes del cuerpo. Según los detalles que se dieron a conocer, Josh Schultz conectó su iPhone 5S al cargador y lo dejó junto a su cama antes de irse a dormir. En mitad de la noche, los familiares comenzaron a oír gritos que venían de la habitación donde Schultz estaba durmiendo y se apresuraron a extinguir el feroz fuego. El cargador utilizado fue adquirido en una gasolinera local, de acuerdo a lo que se dio a conocer.

En el correr de los años nos hemos topados con un buen puñado de casos de dispositivos que explotan, toman fuego o directamente se derriten por sobrecalentamiento, todo debido al uso de uno o dos componentes genéricos: cargador y batería. Usar una batería genérica es tan malo como usar un cargador genérico, y lo ideal, aunque sea más caro, siempre es hacer uso de componentes originales y autorizados por los fabricantes del dispositivo en cuestión.

FUENTE