Manuel Lutchman -supuesto-fan-de-ISIS-NY-terroristas-RACCOON KNOWS

El padre del supuesto simpatizante de ISIS, quien fue acusado de planear un ataque en un bar de Rochester en la víspera de Año Nuevo, reveló que su hijo es mentalmente inestable y que las autoridades habrían creado un caso en su contra.

Omar Lutchman, padre de Manuel Lutchman (25), a quien se la radicaron cargos por intento de proveer apoyo material y recursos a ISIS, dijo a la NBC que su hijo es un enfermo mental que intentó suicidarse en varias ocasiones, las más recientes ocurrieron el verano pasado.

Lutchman reclamó que su hijo no es el terrorista que las autoridades hicieron creer al estado de Nueva York y presume que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) fabricó el caso.

“Él tiene problemas mentales desde hace mucho tiempo”, indicó el hombre en una entrevista exclusiva con la cadena.

Omar Lutchman dijo que los investigadores plantaron la idea del ataque en la mente de su hijo enfermo, quien en realidad no es un simpatizante de ISIS. “Mi hijo no cometería una masacre”, sostuvo.

Según la acusación, Lutchman habría intercambiado información en noviembre con un informante del FBI, a quien expresó su deseo de unirse al grupo terrorista en Siria. Manuel Lutchman presuntamente confesó su odio por Estados Unidos y que lo dejaría todo para unirse a ISIS.

Los investigadores federales, quienes simularon ser simpatizantes del grupo terrorista, le pidieron que probara su compromiso y que matara “tantos estadounidenses como fuera posible”, y que después lo ayudarían a unirse al Estado Islámico.

 Lutchman finalmente se encontró con otro informante del FBI el lunes y le dijo que estaba dispuesto a atacar un club o un bar, usando machetes y cuchillos para decapitar. El acusado dijo que también podrían secuestrar a un par de personas y matarlas y que usaría máscaras para no ser identificado.

John Page, dueño del establecimiento que sería atacado por Lutchman, dijo al Democrat and Chronicle of Rochester que el hombre sólo era un mendigo que causaba problemas. Las autoridades no identificaron el bar, pero Page reveló que su restaurante era el supuesto objetivo.

Familiares de Lutchman lo describieron como un hombre perturbado vinculado a pandillas y que comúnmente estaba dentro y fuera de la cárcel. Él tiene una esposa y un hijo de 2 años, pero el padre dijo no estar seguro si aún estaban juntos.

Lutchman, que fue criado cristiano, se pudo haber convertido al Islam en prisión para su protección, dijo su padre.

“El fue un Blood, luego un Crip, y ahora es un musulmán”, dijo su padre.

Su abuela Beverley Carridice dijo que Lutchman sufre problemas psiquiátricos desde la infancia y que en una ocasión se apuñaló el estómago durante un intento de suicidio. También dijo que le habían prescrito drogas psiquiátricas –que no especificó-, pero no él no las ingirió desde la última vez que lo vio, en agosto.

El arresto fue comparado por las autoridades federales con los de otros jóvenes que intenta unirse a ISIS, quienes tienen antecedentes de enfermedad mental y comportamiento criminal.

La ex madrastra de Lutchman, Charma Lutchman, dijo el Democrat and Chronicle of Rochester que el presunto simpatizante de ISIS pasó parte de su infancia con sus abuelos en la ciudad de Nueva York, pero un accidente lo transformó de un niño feliz y despreocupado en uno retraído y solitario.

“Nunca fue el mismo chico desde que lo atropelló ese auto”, aseguró.

FUENTE