image

 

La actriz Pamela Anderson que tiene dos hijos, Brandon (19) y Dylan (17), con su exmarido Tommy Lee es partidaria de que sus hijos vivan nuevas experiencias, aunque reconoce que quedó horrorizada cuando siendo más niños visitaron a Hugh Hefner en la mansión Playboy y rápidamente comprendieron cómo se ganaba la vida.

“Vinieron al coche y dijeron: ‘Mamá, ¿sabes cómo se gana la vida Hef? ¡Sacando fotos a chicas desnudas!’. En ese momento pensé: ‘Oh Dios mío, ¡vámonos de aquí!'”, cuenta la intérprete a la revista People.

A pesar de su fama, y de que los chicos fueran a visitarla constantemente al set de ‘Baywatch’, ellos no tenían ni idea de la clase de popularidad que tenía su madre hasta que fueron a un campamento de surf.

“Se me acercaron y me dijeron: ‘Mamá, ¿eres Pamela Anderson?’, y yo les respondí: ‘Sí’. Ellos se quedaron como: ‘¿Y qué significa eso?, ¿por qué la gente dice esas cosas de ti?, ¿realmente eres Pamela Anderson?, ¿qué está ocurriendo?'”, añade la actriz.

Pamela admite que sus hijos siempre han conocido más su activismo, su papel en la defensa de los derechos de los animales, antes que su carrera como actriz.

“Ellos no han visto lo duro que he trabajado. Yo construí toda mi vida en torno a ellos, sus partidos de fútbol estaban incluidos en mis contratos. [En el colegio] ellos decían mi padre es una estrella de rock y mi madre rescata animales. Eso es todo lo que sabían”.

Fuente