El mundo debe detener a los hombres de guerra. Porque los inocentes siempre son los que pagan el precio”, dijo el papa Francisco en una entrevista publicada este jueves en el diario italiano La Repubblica.

“Como he dicho en el reciente mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, el siglo pasado fue devastado por dos guerras mundiales mortales, ha conocido la amenaza de la guerra nuclear y un gran número de otros conflictos, mientras hoy por desgracia somos presa de una terrible guerra mundial a pedazos”, señaló.

“Pido más fuertemente que haya paz en este mundo dominado por traficantes de armas que se benefician de la sangre de mujeres y hombres”, añadió el pontífice.

“No es fácil saber si el mundo de hoy es más o menos violento que antes, ni si los medios de comunicación modernos y la movilidad de nuestra era nos hace más conscientes de la violencia o más acostumbrados a ella”.

“La violencia no es la cura para nuestro mundo destrozado”, afirmó.

FUENTE