Papa-Francisco-Raccoon-Knows

El papa Francisco aprobó la creación de un tribunal que juzgará casos de obispos acusados de encubrir a curas que abusaron sexualmente de menores de edad.El tribunal fue una de las recomendaciones de la comisión creada para analizar casos de pedofilia dentro de la Iglesia católica, formada por el Papa en 2013.El Vaticano informó que el tribunal estará a cargo de una sección de la Congregación para la Doctrina de la Fe.Decidirá si hubo “abuso de poder” por parte de los obispos que encubrieron a sacerdotes denunciados por pedofilia.Y tendrá el poder para castigar a aquellos que no protegieron a las víctimas.

La creación del tribunal era una de las demandas que venían haciendo los grupos de sobrevivientes de abusos, que exigían al Vaticano que haga más para que los obispos rindan cuentas de sus acciones.

Cómo funcionará

Federico Lombardi, vocero del Vaticano, explicó que las acusaciones primero serán investigadas por un departamento de la Santa Sede, dependiendo de la jurisdicción a la que pertenece cada obispo.

Luego, serán juzgados por la Congregación para la Doctrina de la Fe, la rama del Vaticano que analiza cuestiones de doctrina.Gabrielle Shaw, responsable de la Asociación Nacional para Personas Abusadas en su Infancia de Reino Unido (Napac, por sus siglas en inglés), mostró su satisfacción por el anuncio.“Damos la bienvenida a toda iniciativa que mire de cerca los casos de abuso del clero y muestre una mayor apertura por parte de la Iglesia“, señaló.

Por su parte, la Red de Sobrevivientes de Personas Abusadas por Curas de Estados Unidos (SNAP, en inglés), consideró insuficiente la medida.“El Papa pudo haber echado a docenas de obispos cómplices. Sin embargo no ha echado a nadie”, comentaron a través de un comunicado.La comisión que propuso el tribunal está formada por 17 personas de distintas nacionalidades y varios laicos, entre ellos representantes de las víctimas.Está presidida por el cardenal de EEUU Sean O’Malley.

El escándalo de pedofilia dentro de la Iglesia católica se desató tras la revelación de casos en Boston, en 2002.Desde entonces, salieron a la luz muchos más casos en varias partes del mundo.Muchos de los curas pedófilos fueron cambiados de parroquia en vez de ser entregados a las autoridades, algo fuertemente criticado por quienes cuestionan la actitud del Vaticano.

FUENTE