Los paparazzis capturaron a Kim Kardashian justo en el momento en el que uno de los tacones de sus zapatos no aguantó el peso de su cuerpo.

Por este percance Kim fue víctima de burlas hasta el punto de que algunos críticos consideraron que son los zapatos del mundo del espectáculo “que más trabajan”. Y es que a simple vista se puede observar la hinchazón de sus talones debido a su avanzado estado de embarazo. “Si hubiera un premio para el zapato que más trabaja, entonces este espécimen sería un ganador indiscutible”.

Muchos especialistas han considerado que la celebridad no usa un calzado adecuado para el periodo de gestación en el que se encuentra, ya que hasta para hacer “mandados” va entaconada.

Sin duda mientras Kim valientemente luchó para conservar su equilibrio, su zapato se esforzaba por mantener su estructura.

Fuente