Guandules
SANTO DOMINGO. Los trabajos de la escuela Los Cocos de Los Guandules, que se construye a orillas del río Ozama y la cañada Bonavides, están paralizados desde la pasada semana.

Una grúa permanece en el lugar, pero no está operando. Reporteros de Diario Libre visitaron el lugar ayer, y no vieron ninguna actividad, como la introducción de pilotes para crear una plataforma que sirva de base a la escuela.

Algunos sectores han rechazado la obra, porque está muy cerca del río y de la cañada, en un área de influencia del afluente.

Personas que laboran para la empresa que tiene la responsabilidad de la obra dijeron que con las noticias “lo que se busca es hacerle daño”, mientras que otros comunitarios expresaron su rechazo a que el centro de enseñanza se construya tan cerca del río.

El rechazo no es por la escuela, sino el lugar donde se construye, porque conocen la zona, y saben que es un área hasta donde llega el río cuando se desborda.

El Ministerio de Educación no ha fijado posición en torno al tema, pero investiga la denuncia difundida por Diario Libre.

Comunitarios confían en que el Ministerio de Educación haga una evaluación de la obra, y tome en cuenta las inquietudes de los moradores, que abogan por un plantel, pero en otro lugar más seguro de Los Guandules.

FUENTE