haiti

Unas 4 mil toneladas de mercancía podrían quedar varadas hoy en la frontera dominico-haitiana debido al paro anunciado por los camioneros dominicanos, que se niegan a cruzar la frontera, en protesta por las agresiones que, dicen, sufren de parte de grupos de haitianos.

La cifra corresponde al promedio diario de carga que los miembros de la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado) mueve hacia Haití a través de las ciudades fronterizas de Jimaní, Dajabón y Elías Piñas, en unos 100 camiones, cuyos choferes temen aventurarse hacia el otro lado de la isla.

El presidente de Fenatrado, Blas Peralta, reiteró ayer que los transportistas no cruzarán la frontera hasta que el Gobierno haitiano cumpla el acuerdo firmado de darles protección a todos los dominicanos que viajan a ese país.

“No vamos a entrar a Haití, el dueño de la mercancía que la quiera, que venga de este lado y la busque”, advierte Peralta, aunque destaca que esa es una práctica nunca antes vista. También señala lo difícil que puede ser para los empresarios haitianos mover la mercancía desde la frontera hacia sus diferentes destinos en ese país, debido a la carencia de logística y unidades de vehículos.

Los camioneros dominicanos entregan mercancía en ciudades haitianas como Jacmel, Gonaïves, Cabo Haitiano, entre otras. En sus cargas, llevan tanto productos comestibles como materiales de construcción y, según especifica Peralta, más del 80% de la materia prima que utilizan las empresas haitianas. La mercancía es, en su gran mayoría, de bienes poco perecederos, pero advierten que hay alientos, como carnes, que pueden representar el 20% o 30% del total.

El presidente de los camioneros advierte que están dispuestos a dejar la carga en la frontera el tiempo que sea necesario, aunque reconoce que es una medida que le generará pérdidas millonarias, tanto a los empresarios dominicanos y haitianos, como a los empresarios del transporte. “Para nosotros serán pérdidas incalculables, millonarias, un camión puede durar hasta 20 días con la carga, pero no le vamos a negar el transporte a los empresarios de aquí”, expresa Peralta, que hasta ayer no tenía claro qué cantidad de mercancía estaría contratada para transportar en el día de hoy.

A la fecha, tampoco los empresarios han intentado reunirse con los camioneros para buscarle una salida a la situación, y Blas Peralta supone, que tal vez están a la espera de que sean los gobiernos los que reaccionen con alguna medida. No obstante, admite que ante la crisis generada entre los dos países por el tema migratorio, la situación es más difícil.

FUENTE