image

 

En el caso de Sofía Vergara y su prometido Joe Manganiello, el amor podría no resultar suficiente para asegurar el futuro de su relación debido a lo diferentes que son en muchos aspectos, algo que ha empezado a cobrar especial importancia durante la organización de los preparativos de su gran día.

Aunque la colombiana es una amante confesa de la fiesta, su chico lleva más de 12 años sin probar el alcohol, por lo que la perspectiva de tener una boda regada con bebida no le hace demasiada ilusión.

“Son muy diferentes en muchos aspectos, incluyendo el alcohol. Ninguno de los amigos de Joe bebe y él ya les ha advertido de que habrá un montón de alcohol en la boda porque a la familia y amigos de Sofía les encanta beber”, explicó una fuente al portal Radar Online.

El principal deseo ahora de Joe es que llegue de una vez por todas el día de su enlace para dejar atrás todo el estrés.

“Joe está de los nervios últimamente y le ha dicho a sus amigos que la boda le está volviendo loco. Quiere muchísimo a Sofía, pero también dice que se ha convertido en una verdadera pesadilla y que tiene muchas ganas de que pase todo. Debería ser una ocasión para celebrar, pero lo único que está haciendo es generarle estrés”, añadió.

Joe nunca ha ocultado sus problemas pasados con el alcohol porque se siente especialmente orgulloso de haber cerrado ese capítulo tan oscuro de su vida.

“Por supuesto que mantenerme sobrio es algo muy importante para mí. Llevo 12 años y medio sin beber. Así que evidentemente es algo que significa mucho para mí”, explicaba el actor a Us Weekly.

Fuente