Peña-Nieto-mexico-Trump

“No hay forma” de que México pueda pagar un muro como el que plantea el republicano Donald Trump, pero cualquier decisión dentro de Estados Unidos es una decisión de su gobierno, dijo el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en entrevista con Fareed Zakaria, de CNN.

Peña Nieto destacó que la prosperidad económica y social a ambos lados de la frontera se basa en una relación firme entre México y los Estados Unidos.

“La relación con Estados Unidos es de compañeros de viaje, socios estratégicos que trabajan en pos de la seguridad en América del Norte. El desarrollo, la prosperidad en Estados Unidos, se construye sobre la prosperidad de sus países vecinos”, dijo el mandatario mexicano.

“Y esto es lo que hemos construido. Y lo diré de nuevo, esto es lo que hemos estado haciendo con el gobierno de Estados Unidos. Tenemos una relación de coordinación, de colaboración y de cooperación en el ámbito de la seguridad, precisamente con el fin de tener la seguridad en México, para tener seguridad en EE.UU. y … somos compañeros de viaje. Somos socios estratégicos de trabajo para la seguridad en América del Norte”.

“No hay manera de que México pueda pagar un muro así”, dijo.

En Nueva York, en junio de 2015, al tiempo que anunció su candidatura presidencial, Trump dijo: “Cuando México envía a su gente, no están enviando a lo mejor que podrían enviar. Están enviando… personas que tienen un montón de problemas, y que van a traernos esos problemas. Están trayendo drogas. Están trayendo crimen. Son violadores, y algunos, supongo, son buenas personas “.

“No puedo estar de acuerdo con esa generalización de los mexicanos”, dijo Peña Nieto. “No hay manera de estar de acuerdo con comentarios como estos, que describen a todos los mexicanos de tal manera”.

Hay criminales en todos los países, dijo el mandatario mexicano, y “tenemos que luchar y aplicar todo el rigor de la ley” para llevar a esas personas ante la justicia.

Sin embargo, México y Estados Unidos están “en gran parte integrados” uno con el otro.

“No mucha gente sabe, por ejemplo, que todos los días, 1 millón de personas cruzan la frontera entre México y EE.UU. y lo hacen legalmente -diariamente- un millón de personas cruzan la frontera de EE.UU. a México y desde México a EE.UU. “, agregó.

De 1965 a 2015, más de 16 millones de mexicanos emigraron a Estados Unidos en una de las mayores migraciones en masa de la historia moderna, según  el Centro de Investigaciones Pew. Pero en la última década, la migración mexicana se ha reducido drásticamente. Hoy en día, México sirve cada vez más como un puente para los inmigrantes centroamericanos que viajan a Estados Unidos.

Una relación probada por ‘El Chapo’

Las relaciones entre México y Estados Unidos se han enfrentado a la tensión por la guerra contra las drogas, en particular, la caza, captura y reiteradas fugas del capo Joaquín El Chapo Guzmán.

El notorio jefe del cártel de Sinaloa ha sido un hombre buscado en ambos lados de la frontera durante años. En Brooklyn, él y otros líderes narcotraficantes fueron acusados en 2009 por cargos de conspiración para importar más de 264.000 libras de cocaína a Estados Unidos entre 1990 y 2005, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

México tiene la intención de extraditar a Guzmán y está trabajando en un proceso para que esto suceda, dijo Peña Nieto. Los abogados de Guzmán está apelando una decisión de ordenar la transferencia.

Zakaria le preguntó al presidente cómo cree que Guzmán logró escapar de la prisión en México.

En 2001, Guzmán se escapó de una prisión de máxima seguridad escondido en un carro de lavandería, según reportes. En 2015, se escapó de nuevo a través de un túnel.

Fue recapturado en enero de 2016,  en su estado natal, Sinaloa.

Peña Nieto dijo que no sabía cómo escapó el narcotraficante en 2015. “Cualquier cosa que yo diría sería pura especulación”, dijo. “Pero lo que me importa es que él está en la cárcel. Lo que me importa es saber que nosotros le recapturamos. En un lapso de tres años, lo capturamos una vez y lo capturamos de nuevo”.

Zakaria le preguntó a Peña Nieto si prevé una reducción de la guerra contra los cárteles de la droga en los próximos años.

“No sé si alguna vez estas batallas llegan a su fin”, respondió el presidente. “Pero lo que puedo decir es que este gobierno ha sido capaz de revertir la tendencia creciente de la inseguridad que nuestro país tenía en 2012. El número de delitos tales como asesinatos, secuestros y extorsiones han bajado”.

Peña Nieto reconoció que “algunas regiones” en México siguen haciendo frente a problemas de seguridad.

“Pero en términos generales, yo diría que sí, México ha visto un progreso (en la lucha contra los cárteles de drogas)”, dijo el presidente. “Sí, hemos proporcionado más seguridad a nuestro pueblo, pero todavía tenemos que seguir luchando en este campo”.

FUENTE