Kendall Jenner-Pepsi-Comercial-Raccoonknows.jpg

 

Tras una oleada de críticas, Pepsi ha decidido este miércoles retirar su polémico comercial Kendall Jenner que aspiraba a ser un canto a la armonía.

En el anuncio se ve a la estrella del reality show Keeping Up with the Kardashians (E!) dándole una lata de refresco a un policía apostado ante una protesta. Cuando le da el refresco al agente, los manifestantes comienzan a aplaudir y vitorearla.

Aunque no se especifica la causa de la marcha, los críticos de esta campaña publicitaria señalan que para vender un producto representa de manera frívola protestas como las generadas por las acusaciones de violencia policial contra las minorías que han sacudido al país en los últimos años y que han generado movimientos como Black Lives Matter.

En el comercial vemos cómo la modelo estadounidense se quita el maquillaje y una peluca durante una sesión de fotos, se la tira a un asistente y luego sale a la calle para unirse a esta protesta que llama su atención.

Hay quien ha comparado las imágenes de Jenner con la conocida foto de la afroamericana Ieshia Evans plantada ante agentes antidisturbios durante una protesta en Baton Rouge por la muerte de Alton Sterling a manos de la policía.

En un principio, la controversia consiguió que el anuncio fuera un éxito en las redes, en las que alcanzó el millón de reproducciones en pocas horas.

Según una descripción de Pepsi, el video es “un corto sobre los momentos en los que decidimos dejar que las cosas fluyan, cuando decidimos actuar, seguir nuestra pasión y que nada nos detenga”.

Un mensaje que puntualizó en un posterior comunicado. “Es un comercial global que refleja a las personas de diferentes estilos de vida que se unen en un espíritu de armonía, y creemos que eso es un importante mensaje para expresar”, indicó.

La compañía añadió que la intención del anuncio no era mostrar un asunto serio de manera liviana y pidió perdón a Jenner, que no se ha pronunciado sobre el tema, por involucrarla en esta controversia.

Fuente