star-wars-questions-RACCOON KNOWS

Cuenta con el 95% de aprobación en el popular sitio de críticas de cine Rotten Tomatoes, pero The Force Awakens (El despertar de la Fuerza) no ha logrado impresionar a todo el mundo.

Más notablemente, a un crítico sin identificar en el periódico L’Osservatore Romano, el diario del Estado Vaticano, que cree que la película es “decepcionante” y dice que la dirección de J.J. Abrams es apenas digna de las flojas películas de acción de hoy en día.

La crítica, titulada “Confuso e sfocato” (“Confundido y sin enfoque”) expone la trama, diciendo que Rey es  “una ladrona de partes” y Finn “un asaltante arrepentido”.

Luego ataca a Abrams, señalando cómo la dirección en las películas anteriores fue elegante, balanceada y apropiada en comparación con la del realizador.

Elogio a Lucas

La crítica revisa la obra de George Lucas, llamándola cine clásico y ofrece algunas palabras de admiración para las precuelas, que a través de su “transparencia plácida y solemne” capturaron la imaginación de jóvenes y adultos por igual.

Esto aparentemente falta en El despertar de la Fuerza, que es simplemente un “reboot diseñado para una audiencia más acostumbrada con pantallas de computadoras que con la pantalla de plata”.

Pero dice que ni siquiera es un reboot con clase (“como el Batman de Nolan”), sino uno que simplemente sigue las “tendencias del momento”.

¡No es lo suficientemente malvado!

Eso suena como perspectiva sombría, pero la peor parte de la película —según la reseña—, en “donde el director falla miserablemente”, es en realidad en la “representación del mal”.

Una vez más llegamos a esto a través de una comparación, pues Darth Vader y Palpatine son descritos como “dos de los personajes malvados más efectivos en el cine estadounidense, capaces de transmitir un sentido genuino de maldad”.

Pero El despertar de la Fuerza es terrible en esto, dice la crítica del diario, y Kylo Ren es descrito como un imitador y Snoke como “la mayor falla del filme”, una opinión que nop es desarrollada para no arruinar la historia, pero que cuestiona la representación en animación generada por computadora del personaje, que termina siendo “ridículo”.

Falta de dramatismo

Un fuerte desagrado por las gráficas en computadora debería dejar la puerta abierta al menos por un poco de aprobación por el uso de lugares de rodaje y elementos reales.

Desafortunadamente, no: la decisión (excesivamente exagerada”) se materializó en nada sino “falta de drama” y un sentido general de “anonimato”.

Debe puntualizarse que L’Osservatore Romano —que aunque tiene la función de publicar todos los documentos oficiales del Vaticano— no es un órgano oficial de la Santa Sede, y como tal tiene una línea editorial independiente.

Pero es claro a través de la reseña que, en medio de la nostalgia que El despertar de la Fuerza ha generado, este crítico solo siente nostalgia por George Lucas, un “genio productor” quien equivocadamente fue “dejado a un lado”.

FUENTE