Inició la tercera semana de deliberaciones en el caso del niño Etan Patz, y el jurado todavía no llega a un acuerdo sobre el veredicto que determinará la suerte del acusado Pedro Hernández.

En el decimocuarto día de deliberaciones lo único nuevo que ocurrió fue que el jurado pidió una copiadora para imprimir notas para usarlas en sus discusiones.

Los siete hombres y las cinco mujeres que componen el jurado lucieron tranquilos en el único momento que salieron a tomar sus puestos en la sala, cuando fueron llamados por el juez para acceder a su petición de entregarles una impresora.

Un ánimo de optimismo se vivía este lunes en la corte, tanto por los miembros de la Fiscalía como de la defensa, que por primera vez dijeron estar confiados en que sí se emitiría finalmente un veredicto. Sin embargo, el día transcurrió y las esperanzas de que se tomará una decisión fueron esfumándose.

“Es una buena señal, por lo menos el jurado está revisando minuciosamente todas las pruebas”, dijo el abogado defensor Harvey Fishbein

La sala de la corte estaba concurrida, y muchos de los presentes, entre abogados y curiosos, coincidía en asegurar que de no llegarse a un acuerdo este lunes, sería un mal indicio de que el jurado podría darse por vencido. El miércoles de la semana pasada el jurado le envió una nota al juez avisando que no había unanimidad.

Las deliberaciones volverán a retomar el martes.

FUENTE