image

 

La tiroides es una glándula muy pequeña situada en el cuello encargada de secretar hormonas. Su función, además de cuidar del correcto funcionamiento de nuestro metabolismo, es también ofrecer oxígeno a las células y sintetizar proteínas.

Son muchas las mujeres que suelen sufrir pequeñas alteraciones, problemas que varían el modo en que esas hormonas tiroideas llegan a nuestro organismo.

Si la glándula tiroides se vuelve hiperactiva sufriremos hipertiroidismo. Las funciones de nuestro organismo se acelerarán y podemos llegar a sufrir problemas graves.

Por lo contrario, si la glándula tiroides experimenta un descenso en su actividad, estaremos hablando de hipotiroidismo. Es común experimentar una subida de peso, cansancio, problemas de sueño…

Si bien es cierto que debemos contar siempre con la supervisión de los médicos y con un tratamiento farmacológico adecuado, también podemos utilizar plantas naturales.

Te invitamos a conocer cuáles son las que pueden ayudarte en el siguiente artículo.

Plantas medicinales para tratar el hipotiroidismo

Si te han diagnosticado hipotiroidismo ya sabes sin duda lo que ello supone. Vemos cómo nos cuesta más perder peso, cómo nuestro cabello pierde densidad o cómo sentimos más el frío o el calor.

Nuestro metabolismo trabaja a un ritmo más lento y es necesario que tomemos una medicación determinada acorde a nuestras necesidades personales.

Ahora bien, también podemos mejorar un poco nuestra calidad de vida cuidando la alimentación. A su vez, existen diversos remedios naturales que te van a servir de ayuda para regular la tiroides.

1. La hierba de San Juan o Hipérico

Podrás encontrarla tanto en tiendas naturales como en farmacias. Es muy conocida por tratar los efectos asociados al hipotiroidismo, como es el decaimiento, la falta de energía, posibles depresiones y ese cansancio físico asociado a un metabolismo lento.

Es uno de los mejores antidepresivos naturales que existen. El modo de consumirlo sería el siguiente:

Ingredientes

½ cucharadita de infusión ya preparada de hipérico (3 g)
1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Nos preparemos una infusión de hipérico cada mañana en nuestro desayuno. Basta con calentar el agua e infusionar esos 3 gramos de esta hierba tan medicinal. Te ayudará a pasar el día con más energía.

2. El té de cayena

Puede que te sorprenda, pero una manera muy efectiva de poner en marcha nuestro metabolismo es tomando un té de cayena con miel antes de nuestra comida principal del día.

Nos permitirá conseguir esa termogénesis interna con la cual poner nuestra tiroides en funcionamiento. Vale la pena probarla.

Ingredientes

1 g de pimienta cayena en polvo
1 vaso de agua (200 ml)
Una cucharada de miel (25 g)

Preparación

Lo primero que haremos será poner a calentar ese vaso de agua. Cuando hierva, añade la pimienta cayena y la miel para que infusione a lo largo de 15 minutos. Permite que repose otros diez y tómala antes de tu comida principal del día. ¡Muy fácil!

Descubre cuáles son los mejores alimentos para el hipotiroidismo

3. Agua de jengibre y pepino para regular tu tiroides

Ingredientes

1 cucharadita de jengibre rallado (4 g)
1 cucharadita de menta poleo (5 g)
½ pepino
½ cucharadita de espirulina (2 g)
1 litro de agua

Preparación

Esta agua medicinal es un tratamiento sencillo para regular la tiroides en caso de que suframos hipotiroidismo. Para ello, solo tendremos que empezar licuando ese medio pepino. Resérvalo.
Ahora calentaremos un vaso de agua para infusionar el jengibre y el poleo menta.
Por último, en una botella de un litro de agua añadimos los 4 vasos de agua restantes, ese vaso que hemos obtenido con la infusión de jengibre y poleo menta, el jugo de pepino y la media cucharadita de espirulina.
Un remedio sencillo que iremos bebiendo a lo largo de todo el día. Muy adecuado si lo haces 3 veces por semana.

Bebida de rábano

El rábano, al ser de la familia de las crucíferas, resulta muy efectivo para regular la producción excesiva de hormonas. Toma nota de cómo debes preparar esta bebida para beneficiarte de ella. ¡Es muy fácil!

Ingredientes

2 rábanos
El jugo de ½ limón
1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Empezaremos licuando los dos rábanos. Limpiálos previamente y obtén el zumo de este vegetal tan saludable.
Ahora solo tendrás que combinar ese vaso de agua con el jugo del medio limón y el zumo de los rábanos. Puede parecerte algo fuerte, con un sabor entre picante y ácido, pero te aseguramos que es muy efectivo para regular nuestra tiroides.
Puedes tomarlo por las mañanas durante una semana y descansar otra. Verás qué bien te va.

Fuente