mediano y largo plazo
SANTO DOMINGO. La construcción de nuevas presas, lagunas, reservorios y la rehabilitación de canales de riego deben ser los planes del gobierno, a mediano y largo plazo, para la conservación de agua destinada al consumo humano y a la agropecuaria.

En el planteamiento coinciden el presidente de la Asociación Dominicana de Productores de Leche (Aproleche), Eric Rivero; el senador por Elías Piña, Adriano Sánchez Roa, y el presidente ejecutivo de la Junta Agroempresarial, Osmar Benítez.

Ante la sequía que afecta al país, los tres concuerdan en que el cambio climático, que se expresa en menos lluvias cada vez, debe motivar a las autoridades a buscar alternativas para conservar el recurso agua.

Rivero dijo que los nuevos embalses que propone no solo servirían para preservar el agua, sino también para el suministro energético y garantizar abastecimiento a las zonas agropecuarias. Deploró que aunque la actual sequía fue vaticinada desde el año pasado, las autoridades “hicieron poca cosa para enfrentarla”.

Cambio de modelo

De su lado, Benítez, planteó que el Gobierno invierta cuanto sea necesario y lo permitan las precariedades económicas, en la construcción de presas, micropresas, lagunas, reservorios y otras forma de almacenar agua.

Dijo que en zonas agrícolas como la provincia Peravia hay que construir por lo menos 10 reservorios gigantes, cinco en el Noroeste, otros en la región Este, y en las provincias Azua y San Juan, en el Sur.

El dirigente agroempresarial también llamó al Gobierno a trabajar con los agricultores y la banca nacional en el financiamiento para cambiar el modelo de riego de inundación, por el sistema presurizado o de goteo, excepto en las zonas arroceras.

Plan quinquenal

Para el agrónomo y senador por Elías Piña, Adriano Sánchez Roa, el Gobierno y la sociedad deben impulsar un plan quinquenal que permita almacenar a través de hidroeléctricas el 50% de las aguas de lluvias, subterráneas y de los ríos, que permita irrigar siete millones de tareas y garantizar el suministro del líquido a los hogares, así como ampliar la capacidad de generación de energía.

Indicó que se hace necesario prepararse para evitar momentos futuros peores que los estragos crónicos de la sequía de este año, sufridos en la producción de alimentos y rubros exportables, muertes de animales, fundamentalmente en zonas pobres de Peravia, Enriquillo, Bahoruco, Independencia, Pedernales, Elías Piña, San Juan, Azua y la Línea Noroeste.

Dijo que el plan que sugiere puede ejecutarse con fondos nacionales y externos, de donaciones y empréstitos.

FUENTE