Ozuna-Raccoonknows.jpg

 

La División de Homicidios de San Juan, Puerto Rico, intentaba esta tarde localizar al cantante de música urbana Ozuna para entrevistarlo porque su vehículo con documentos personales fue ocupado en la escena de un crimen ocurrido esta madrugada en el Callejón El Guano, en el área del Paseo Lineal de Cantera en Santurce.

En el lugar, según apunta una historia de “Primera Hora” de la Isla del Encanto, fue ejecutado el tercero en mando de una poderosa organización conocida como Las FARC que controlaba el narcotráfico en la comunidad de Cantera.

La ejecución ocurrió a las 12:34 a.m. cuando el individuo, identificado como Carlos Jiovanni Báez Rosa, de 38 años, conocido como Tonka y Jova, fue tiroteado por sicarios.

Según la querella (2017-1-466-003980) en la escena se ocupó una guagua marca Land Rover, modelo Range Rover, color blanca, del 2016, con la tablilla IUZ-554, que pertenece a Juan Carlos Ozuna la cual está registrada a nombre de Popular Auto.

“En el interior del vehículo se ocupó una cartera con documentos personales del señor Ozuna y $6,585 en billetes de diferentes denominaciones”, de acuerdo al documento oficial.

Por su parte, el director del Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) de San Juan, comandante Luis F. Pabón Bosque, confirmó que en la escena se ocupó la guagua que tenía el motor encendido la cual aparece registrada a nombre de la institución bancaria en la que había un teléfono celular y documentos personales del cantante de reguetón de la nueva generación, así como su pasaporte.

“Él estuvo en la escena, pero cuando el agente se acerca para indicarle que lo tenían que entrevistar abandonó la escena. Lo estamos buscando”, comentó el comandante Pabón Bosque.

En el lugar donde se escenificó el crimen también se ocupó para investigación otra guagua marca Toyota Sequoia, color gris del 2008, en el que se presume viajaba la víctima, registrada a nombre de otra persona.

A su vez, dijo que les llegó información de que la víctima es uno de los individuos que aparece dando “una patada voladora” desde la tarima en un vídeo circulado hace varios días en las redes sociales donde se observaba al cantante presuntamente golpear con un micrófono a alguien del público.

Fuente