Policía Nacional

SANTO DOMINGO. La Policía Nacional informó que una mujer de 80 años fue golpeada y abusada sexualmente por dos hombres que entraron a su vivienda en San Cristóbal.

Por otra parte, una joven acusó a un amigo de obligarla a practicarle sexo oral en Puerto Plata, cuando este la transportó en su vehículo.

Las agredidas son Santa de la Cruz, de 80 años y Gimena Martínez Hiraldo, mientras los detenidos son Santo Luna Dionicio (a) “Rongolo”, de 38; José Manuel Pinales (a) Papola, de 18; y el acusado por la joven es Omar Antonio Rodríguez, conforme una nota de prensa de la Policía.

El parte policial indica que Dionicio (a) “Rongolo” y Pinales (a) Papola irrumpieron armados con machetes a la residencia, ubicada en la calle principal número 1918, de La Toma de Cambita, donde encontraron a la envejeciente a quien golpearon y luego violaron.

Santa de la Cruz presenta heridas cortantes en la cabeza, hematomas en el ojo izquierdo y fractura de maxilar izquierdo, de acuerdo al certificado médico expedido en el Hospital Juan Pablo Pina, donde se mantiene interna la agredida.

Agentes policiales destacados en dicha provincia apresaron a los agresores y le ocuparon a Dionicio (a) “Rongolo” y Pinales (a) Papola dos machetes, individualmente, de los cuales el primero estaba sucio de sangre, y al ser interrogado declaró que solo golpeó a la anciana con el machete, pero que fue Pinales quien abusó sexualmente de ella.

Tras las investigaciones policiales en los registros centrales de la institución, “Rongolo”, aparece con dos órdenes de arresto, la número 1537-2015 por abuso sexual contra la señora Mercedes Nivar Robert, y otra, número 56-15, por violación a los artículos 379 y 388 del Código Penal Dominicano, en perjuicio de Juan Santerio Vizcaíno.

La obligó

En Puerto Plata, Martínez Hiraldo denunció que fue víctima de abuso sexual, cuando un amigo de su hermano, Antonio Rodríguez, presuntamente la obligó con una pistola a practicarle sexo oral dentro de un vehículo.

La joven explicó que se encontraba en las afuera del sector Bella Vista Sosúa, esperando que dejara de llover y que en ese momento se presentó el hoy acusado, quien le ofreció llevarla a su destino.

La joven también declaró que el hoy acusado, luego de cometer el hecho la abandonó en un lugar solitario, situado en la boca de la cañada del sector mencionado.

FUENTE