Obama-NYPD-Raccoon-Knows

Representantes de los uniformados hispanos de la ciudad de Nueva York dijeron estar de acuerdo con parte de la orden ejecutiva del presidente Barack Obama, que restringe a los departamentos de Policía locales del uso innecesario de equipo pesado, pero no de elementos que catalogan como indispensables para realizar su labor.

La orden ejecutiva prohíbe a las uniformadas locales usar elementos militares tales como armas y municiones con calibre superior a .50, uniformes de camuflaje, o ciertos vehículos blindados portátiles. Además, la Policía tendrá que justificar el uso de garrotes antimotines, escudos y otros equipos militares pesados, así como solicitar permiso de la Ciudad para adquirirlos.“No lo veo mal”, expresó el teniente Ángel Fermín, presidente de la Asociación de Policías Dominicanos.

Sin embargo, declaró que “los vehículos pesados, así como los aparatos para poder ver en la oscuridad, son elementos importantes en cierto tipo de casos”.Entre tanto, el detective Dennis González, presidente de la Asociación de Policías Hispanos, dijo no tener problemas con restringir algunos de los equipos que se usan de forma innecesaria para el trabajo de la Uniformada, pero indicó que en vista de las recientes revueltas, “es ridículo que los departamentos de Policía tengan que explicar por qué necesitan escudos protectores, cascos y bastones largos. Cualquier persona usando la mitad de su cerebro puede ver la necesidad de usar ese equipo”.

Y aunque la oficina de información del Departamento de la Policía (NYPD) indicó que “en Nueva York no se usan municiones de más de calibre .50, ni uniformes de camuflaje, ni ningún tipo de vehículo blindado militar”, no hubo una reacción directa por parte del comisionado de la Policía Bill Bratton.

El máximo jefe policial de la Gran Manzana está en la actualidad realizando esfuerzos para conseguir fondos para adherir 450 nuevos policías a la Uniformada que, según explicó, son necesarios para hacerle frente a la nueva amenaza que representaISIS. Bratton indicó que el nuevo personal debe ser asignado a trabajar para combatir el terrorismo debido al aumento de las acciones en la ciudad de esa organización, sobre todo en las redes sociales, donde ISIS está buscando reclutar personas, no solo para que vayan a combatir a Siria, sino exhortando a la gente -sin importar el país donde viven- para que ataquen a la Policía así como a otros oficiales gubernamentales.La presidenta del Concejo Municipal Melissa Mark Viverito, quien también ésta abogando por la contratación de 1,000 nuevos policías y que ha manifestado su desacuerdo con el alcalde Bill de Blasio por no incluir una partida durante el reciente anuncio del presupuesto para aumentar el número de oficiales, tampoco reaccionó a la orden ejecutiva de Obama.

FUENTE