image

 

Las proteínas son un elemento fundamental en cualquier dieta. De hecho, una dieta baja en proteínas puede hacerte sentir débil y tu cuerpo puede reclamarlas mediante distintos llamados.

Hoy analizamos algunas de las razones por las cuales vivir sin ellas no es nada recomendable.

#1 Para evitar desarrollar diabetes
Cuando faltan proteínas, tu cuerpo comienza a quemar azúcares, y en ese momento se desenvuelven reacciones diabéticas que podrían cambiar tu metabolismo si no añades las proteínas necesarias en tu dieta de forma habitual.

#2 Para tener más energía por la mañana
Los desayunos con alto valor proteico proporcionan una energía que dura más tiempo que aquella que se basa en los hidratos de carbono. De esa manera, las proteínas te garantizan tener una jornada matinal con las pilas bien cargadas y sin requerir de una nueva dosis de energía muy pronto.

#3 Para mantener tu peso
Una ingesta de proteínas con cada una de las comidas que hacemos asegura que nuestro cuerpo tenga a su disposición suficientes nutrientes como para poder mantener su peso habitual.

Los últimos estudios aseguran que una dieta que las incluye en suficiente cantidad permite mantener el peso ideal.

Ahora bien, ¿cuáles son las fuentes de proteínas? ¿qué ocurre con los vegetarianos? Acompáñame que te explico.

Todos necesitamos proteínas

No solamente es importante la ingesta justa de proteínas, sino también asegurarse que el cuerpo es capaz de digerirlas. Sobre todo en los casos de personas con problemas de asimilación de nutrientes y en los más jóvenes, ya que sus estómagos todavía no se han desarrollado del todo.

Las proteínas no son algo que solamente se encuentre en la carne. Los vegetarianos pueden tener una dieta equilibrada con la cantidad justa de proteínas si recurren a las legumbres que las contienen en altas dosis. No hay excusa para no ponerlas en nuestra dieta más saludable.

Renunciar a las proteínas es un error que provoca consecuencias en la salud, te hace sentir débil y causa en tu cuerpo reacciones que pueden ocasionar problemas en el largo plazo.

Fuente