La oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) busca la posibilidad de unirse a la Comunidad de Inteligencia de los EEUU, lo cual le permitiría tener acceso a más información y mejorar sus procesos contra bandas criminales, pero también sus acciones contra inmigrantes, principalmente indocumentados.

Este esfuerzo, informó el Daily Beast, está en marcha desde la administración del presidente Barack Obama, pero continúa, debido a los múltiples beneficios que eso les otorgaría.

Funcionarios consultados indican que las agencias de espionaje de los Estados Unidos, conocidas como la Comunidad de Inteligencia o el IC, se centran en los beneficios potenciales para el trabajo de la agencia en contrainteligencia, lavado de dinero, contraterrorismo y cibercrimen.

El funcionario agregó que unirse al CI también podría ser útil para el trabajo sobre inmigración de la agencia, en particular, sus esfuerzos para encontrar y arrestar a inmigrantes indocumentados con órdenes de arresto criminal (conocido en ICE como extranjeros fugitivos).

Aunque esos serían beneficios que podrían mejorar la seguridad nacional, el acceso a más información ya puso en alerta a defensores de las libertades civiles y los grupos de vigilancia del gobierno, así como algunos funcionarios actuales y anteriores de los EEUU.

“La idea de que ICE potencialmente podría tener acceso a la vigilancia sin orden judicial es francamente aterradora”, dijo Jake Laperruque, abogado principal del Proyecto de Supervisión del Gobierno.

En un tenor similar se expresó Patrick Toomey, abogado del Proyecto de Seguridad Nacional de ACLU.

“La posibilidad de que ICE se una a la comunidad de inteligencia, si es verdad, debería hacer sonar las alarmas”, dijo al portal. “Tal movimiento amenaza con dar a una agencia responsable del acceso de las autoridades nacionales de inmigración a un vasto conjunto de información sensible recopilada por nuestras agencias de espionaje para fines de inteligencia extranjera. Esas herramientas de espionaje no pertenecen a los agentes de ICE”.

Actualmente “La Migra” debe solicitar acceso a bases de datos federales de potenciales criminales, a través de un sistema interno, pero al pertenecer a la comunidad IC esas consultas serían más simples, sin filtro alguno, a fin de ubicar a indocumentados y deportarlos con mayor facilidad.

Fuente