Presidente Medina dispone nuevas medidas para facilitar salida de indocumentados del país

SANTO DOMINGO. El presidente Medina dispuso ayer la utilización de camiones de carga para la mudanza de los extranjeros indocumentados que se quieran marchar voluntariamente del país. Las autoridades también informaron que ya suman 17,456 los que han retornado libremente, mientras que la inversión total de las acciones migratorias sería de unos RD$2,000 millones.

La información la dio a conocer el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, que junto a otras autoridades gubernamentales habló del proceso iniciado el pasado día 17. El funcionario dijo que el servicio será gratuito y que ahora se dispondrá de autobuses más confortables y de los camiones para los que se quieran ir con sus propiedades.

Explicó que el plazo de los 15 días que se otorgó para la salida voluntaria de los extranjeros podría será ampliado si continúa el flujo de solicitantes del servicio de transporte oficial. Los autobuses y los camiones estarán de lunes a sábado desde las 8:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde en las avenidas Máximo Gómez y Ortega y Gasset, próximo al Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, en la capital. También frente a las gobernaciones de San Pedro de Macorís, La Altagracia, Santiago, Valverde, Barahona, San Juan y otras provincias.

El propósito del Gobierno es ofrecerles más facilidades a los extranjeros, especialmente haitianos, en autobuses privados que tienen mayor comodidad y camiones que garanticen la protección de todos sus ajuares, para cumplir con su compromiso de un trato humanitario.

Los que se han ido

Las estadísticas más recientes fueron ofrecidas ayer en la rueda de prensa en el Palacio Nacional e indican que hasta ayer se habían marchado voluntariamente 17,456 personas.

El Gobierno informó que 365,000 personas ya están dentro del marco de la Ley Especial 169-14 y el Plan Nacional de Regularización, incluidos los estudiantes y los pensionados.

De esa cantidad 102,940 extranjeros presentaron actas de nacimiento; 69,997, pasaportes, mientras que 25,000 tenían cédulas de identidad y los demás algún tipo de documento de identidad.

Por el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros hay 288,486; del Grupo A Ley 169-14, de la Junta Central Electoral, suman 55,000; del Grupo B Ley 169-14, que dirige el Ministerio de Interior y Policía, 8,755.

Las estadías para estudiantes de la Dirección General de Migración son de 10,000 y los pensionados de la industria azucarera, que coordina también Interior y Policía suman 2,724, para un total de 364,965 extranjeros.

Los funcionarios explicaron que a partir de la Encuesta Nacional de Inmigrantes realizada en el 2012 se ha pasado de tener un 20% de población migrante con estatus regular a un 75% de regularizados. En ese entonces, 524,632 personas estaban en el país sin documentos, para un 5% de la población dominicana. El 18 de este mes se marcharon voluntariamente 598 personas; el 19 994, mientras que el día 20 la suma fue de 1,031.

El 21 se fueron 3,166, el día 22, 6,429; el 23 se marcharon 2,637 y ayer 2,035 extranjeros.

El Gobierno reiteró que “garantiza que en ningún momento realizará deportaciones indiscriminadas o colectivas. No lo ha hecho en décadas de vida democrática y, por supuesto, no lo hará en el futuro”.

El costo del proceso

En principio, las autoridades estimaron una inversión de RD$1,000 millones para ejecutar el Plan Nacional de Regularización, pero ayer el ministro José Ramón Peralta dijo que las estimaciones que se hacen es de que llegaría a los RD$2,000 millones, cantidad nunca invertida para un proyecto de esa naturaleza. Manifestó que hasta hace dos semanas se habían invertido RD$1,700 millones, pero que se dispuso de más recursos para continuar apoyando a los extranjeros que desean retornar a su país de origen.

Hasta ahora, los servicios de transporte personal y de mudanza son gratuitos para que todos los extranjeros que tengan sus ajuares puedan llevárselos a su país en condiciones de seguridad y protección.

Terminado el plazo dado por el gobierno, los gastos correrán por cuenta de los extranjeros.

FUENTE