Transplante de útero-EEUU--uterus-transplant-RACCOON KNOWS

Una madre de 26 años con tres niños adoptados es la primera paciente de trasplante de útero en Estados Unidos. Lindsey, quien solo ha dado a conocer su primer nombre, recibió un útero de una donante fallecida no identificada el 24 de febrero en la Clínica Cleveland.

“Tenía 16 años de edad cuando me dijeron que nunca tendría hijos, y a partir de ese momento le pedí a Dios que me permitiera la oportunidad de experimentar el embarazo. Y aquí estamos hoy en el inicio de ese viaje”, dijo Lindsey mientras se encontraba en una silla de ruedas con su esposo, Blake, parado detrás de ella.

 Somos padres de “tres niños maravillosos” a quienes adoptamos a través del sistema de cuidado temporal, dijo. Ella expresó su agradecimiento a la familia de la donante y al equipo médico que llevó a cabo la operación, la cual tomó más de nueve horas y que ahora está cuidando de ella.

“Tenemos previsto que ella esté aquí durante uno o dos meses … y luego deberia ser capaz de tener una vida normal”, dijo el Dr. Andreas Tzakis, director del programa de trasplante de la Clinica Cleveland y el investigador principal del ensayo clínico de los trasplantes de úteros.

La vida normal de Lindsey incluirá tomar medicamentos contra el rechazo y regresar a Cleveland para realizarse chequeos médicos hasta que esté lista para quedar embarazada.

“El trasplante de útero no solo es una cirugía y pasar un útero de un lugar a otro. Lo más importante es tener un bebé saludable, y ese objetivo aún está a un par de años de distancia”, dijo la cirujana ginecóloga obstetra de la Clínica Cleveland, la Dra. Rebecca Flyckt.

Lindsey tiene infertilidad ocasionada por el factor uterino; ella nació sin útero, pero tiene ovarios normales que producen óvulos saludables. Ella no está sola, de acuerdo con el Dr. Tommaso Falcone, presidente del centro de trasplante de la Clínica Cleveland y cirujano ginecólogo obstetra. Una de cada 5.000 mujeres nace sin útero. Sin embargo, no todas las mujeres consideradas para este ensayo tienen esta condición. En el caso de algunas mujeres, su útero no funciona bien o se los han quitado.

Antes de recibir el útero, Lindsey se sometió a un proceso de fertilización in vitro para que ella y Blake pudieran almacenar de seis a 10 embriones. Los doctores esperarán al menos un año antes de que consideren transferir a uno de esos embriones al útero trasplantado de Lindsey. La espera les permitirá a los doctores que reduzcan la cantidad de medicinas contra el rechazo que ella está tomando. Solo un embrión será transferido a la vez.

Flyckt dijo que cada paciente en el ensayo puede tener de uno a dos bebés, quienes nacerán por cesárea, y luego quitarán el útero, para que la paciente no tenga que seguir tomando medicamentos contra el rechazo.

Las mujeres que reciben un trasplante de útero no pueden quedar embarazadas de manera espontánea, explicó Falcone. Eso se debe a que las trompas de Falopio, las cuales llevan a los óvulos de los ovarios al útero, no se trasplantan.

Doctores en Suecia han realizado el procedimiento experimental utilizando donantes que aún viven, a menudo familiares, en nueve mujeres desde 2012. Ha habido cinco nacimientos exitosos de bebés.

La Dra. Ruth Farrell, una bioeticista de la Clínica Cleveland, dijo que el equipo ha limitado el ensayo clínico a donantes fallecidos para minimizar los riesgos vinculados con el proceso, al citar algunas complicaciones entre los donantes que aún viven. Falcone añadió que los doctores están considerando formas de minimizar los riesgos del donante y posiblemente podrían recurrir a donantes que aún viven en el futuro.

Los doctores dicen que la donante de Lindsey era una mujer saludable de treinta y tantos años. Falcone dijo que el proceso de analizar al donante y al órgano no es distinto al proceso que se lleva a cabo para otros órganos, como el corazón o el hígado.

La Clínica Cleveland es uno de los tres centros médicos de Estados Unidos que han sido aprobados por United Network for Organ Sharing para realizar trasplantes uterinos. En enero, el Centro Médico de la Universidad de Baylor en Dallas anunció que dicho centro, también, estaba abriendo un ensayo clínico para 10 mujeres con infertilidad por el factor uterino. Está analizando a los posibles receptores y donantes de todas partes de Estados Unidos y de alrededor del mundo para realizar el procedimiento con donantes fallecidas y con donantes que aún viven.

El Boston’s Brigham and Women’s Hospital es el otro, según la vocera de UNOS, Anne Paschke. Actualmente hay un paciente en lista de espera para el trasplante uterino, le dijo a CNN el lunes.

FUENTE