PRM

SANTO DOMINGO. La medida del gobierno de congelar la nómina pública generó reacciones en diversos sectores políticos y económicos.

El secretario general del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Jesús Vásquez, atribuyó la medida al gasto de recursos públicos que se produjo en la campaña electoral.

“Ya se está hablando de que hay que buscar dos mil millones de dólares más para completar el déficit que ha provocado el uso abusivo de los recursos del Estado”, indicó.

Vásquez señaló que la nómina pública se disparó en estos meses, y afirmó que tomaron la medida de la nómina “para preparar el país para lo que ellos van a intentar hacer que es una nueva reforma fiscal porque esa borrachera de uso de los recursos del Estado ahora hay que pagarla”.

El vicepresidente de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños, consideró que será muy difícil para el gobierno reducir la nómina estatal hasta que no se desmonte el modelo clientelista que ha primado en el Estado.

“Ese modelo clientelista facilita que la nómina pública esté en constante crecimiento, por lo que será difícil congelar o disminuir una nómina”, expresó.

Para la economista Jacquelin Montero la medida es positiva, porque controla gastos.

“Es una medida adecuada, porque el tema del Pacto Fiscal se trata de ambas cosas, de controlar el gasto, el tema de los impuestos, y entiendo que obviamente va a tener sus efectos en el consumo privado”, indicó.

SD. La medida del gobierno de congelar la nómina pública generó reacciones en diversos sectores políticos y económicos.

El secretario general del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Jesús Vásquez, atribuyó la medida al gasto de recursos públicos que se produjo en la campaña electoral.

“Ya se está hablando de que hay que buscar dos mil millones de dólares más para completar el déficit que ha provocado el uso abusivo de los recursos del Estado”, indicó.

Vásquez señaló que la nómina pública se disparó en estos meses, y afirmó que tomaron la medida de la nómina “para preparar el país para lo que ellos van a intentar hacer que es una nueva reforma fiscal porque esa borrachera de uso de los recursos del Estado ahora hay que pagarla”.

El vicepresidente de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños, consideró que será muy difícil para el gobierno reducir la nómina estatal hasta que no se desmonte el modelo clientelista que ha primado en el Estado.

“Ese modelo clientelista facilita que la nómina pública esté en constante crecimiento, por lo que será difícil congelar o disminuir una nómina”, expresó.

Para la economista Jacquelin Montero la medida es positiva, porque controla gastos.

“Es una medida adecuada, porque el tema del Pacto Fiscal se trata de ambas cosas, de controlar el gasto, el tema de los impuestos, y entiendo que obviamente va a tener sus efectos en el consumo privado”, indicó.

FUENTE