PRM
SANTO DOMINGO. El Partido Revolucionario Moderno (PRM) tiene ante sí grandes retos que debe superar para aprovechar que los resultados del pasado proceso electoral le hayan colocado como la principal fuerza opositora del país.

El PRM tiene pautado realizar un proceso de convenciones para reestructurar su dirigencia en el próximo año, el cual deberá aprovechar para fortalecerse, y enviar mensajes claros a los electores.

Esta organización opositora formó una comisión para la evaluación del pasado proceso electoral, y la integran los dirigentes Josefa Castillo, Darío Castillo, Eligio Jáquez, Amaury Justo Duarte, Tony Raful y Yadhira Henríquez.

Cuando ocurrió el proceso de formación del PRM, los cargos fueron asignados en base a las posiciones que tuvo cada dirigente en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), tanto a nivel municipal, provincial y nacional.

El secretario general del PRM, Jesús Vásquez, explicó que en este año esa organización va a consolidar su estructura en todo el país.

Dijo que la dirección del partido ha estado en contacto permanente con el pasado candidato presidencial del PRM, Luis Abinader, y el expresidente Hipólito Mejía.

“En el partido no va a haber campaña interna, el partido va a trabajar en la consolidación de sus estructuras a nivel nacional”, indicó Vásquez.

Mensaje de los electores
Uno de los retos más importantes del PRM es el de lograr hacer una transición generacional hacia un nuevo liderazgo, que recibió gran apoyo en las pasadas elecciones, y fue un mensaje claro de la ciudadanía.

El traer tantos generales con sus mismos rangos desde el PRD, y sin pasar por el cedazo de un proceso democrático puede convertirse en una gran piedra en el camino para el avance de esa fuerza opositora.

Los llamados “viejos robles” del PRD que hoy militan en el PRM no pudieron ganar en posiciones importantes como candidaturas a senadores que antes habían ganado.

Tales son los casos de Ramón Alburquerque, como candidato a senador de Monte Plata; Vicente Sánchez Baret, como candidato a senador de Sánchez Ramírez; Siquió Ng, como candidato a senador de la provincia Duarte; y Dagoberto Rodríguez Adames, de la provincia Independencia.

Otra lección para el PRM fue su fracaso con los empresarios del transporte Juan Hubieres, como candidato a senador de la provincia Santo Domingo; y Antonio Marte, candidato a senador de Santiago Rodríguez.

Tampoco tuvieron éxito llevando a figuras extrapartido como Juan Ignacio Espaillat, como candidato a senador de la provincia Espaillat; Rubén Reinoso, candidato a senador de Santiago; y Pedro Catrain, candidato a senador de Samaná.

Los candidatos a senadores reformistas que fueron postulados por la alianza PRM-PRSC tampoco lograron el éxito, como el caso del secretario general reformista, Ramón Rogelio Genao, en La Vega; José Piña, en San Juan de la Maguana; Miguel Valenzuela, en Elías Piña, Niño Fermín, en Monseñor Nouel; Víctor García Santos, en la provincia Hermanas Mirabal; Frank Martínez, en La Romana; y Tavaré Rodríguez, en Valverde.

Nuevos líderes
Del otro lado de la moneda están los ganadores, muchos de ellos jóvenes, como David Collado, alcalde electo por el Distrito Nacional; José Ignacio Paliza, senador electo de Puerto Plata; Faride Raful, diputada por la circunscripción número uno del Distrito Nacional; y Kelvin Cruz, alcalde electo de La Vega.

También Wellington Arnaud, diputado por la circunscripción uno del Distrito Nacional y Alex Díaz, alcalde electo de San Francisco de Macorís.

Cabe destacar el nuevo liderazgo que logró colocar Luis Abinader, quien pudo ganarle una convención al expresidente Hipólito Mejía, con más del 70%.

En fila está la hija del exmandatario, Carolina Mejía, quien fue candidata vicepresidencial de Abinader. En manos de los líderes del PRM estará también la unidad del partido.

FUENTE