PRM

SANTO DOMINGO. El bloque de diputados del Partido Revolucionario Moderno (PRM) anunció esta mañana que someterá ante la Cámara de Diputados un proyecto de resolución para solicitar la creación de una comisión que investigue en el país el escándalo de corrupción que envuelve al exasesor de campaña del presidente Danilo Medina, Joao Santana.

Nelson Arroyo, vocero de los diputados del PRM, acompañado de otros legisladores de ese partido, dijo que espera que el Congreso cumpla con uno de sus deberes fundamentales, que es de fiscalización y control, por lo que espera que el presidente de la Cámara de Diputados ordene la creación de dicha comisión para esclarecer todo lo relativo al publicista y su esposa, así como las denuncias de sobornos que han circulado en medios internacionales a los que habría incurrido el experto para favorecer a candidatos presidenciales.

Sostiene que, en cumplimiento del artículo 93 de la Constitución, el Congreso debe crear la comisión para que investigue “qué alcance tiene esta red de soborno y si la misma incluye a funcionarios del gobierno e incluso al propio presidente Danilo Medina”.

“A nosotros nos llama mucho la atención que, no obstante, a un año, a nivel internacional, de haberse hecho la denuncia de que el señor Joao Santana estaba implicado en este tipo de red el gobierno dominicano, el candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (…) mantuvo este asesor hasta el último día, hasta el día que las autoridades brasileñas emitieron una orden de captura”, dijo Arroyo, acompañado de los también diputados Alberto Atallah, Josefa Castillo, Ramón Bueno y Jorge Frías.

La justicia brasileña ordenó el arresto de Joao Santana y su esposa Mônica Moura por supuestamente tener indicios de que recibió dinero de compañías salpicadas por el escándalo en Petrobras en unas cuentas bancarias que tendría en paraísos fiscales.

Odebrecht, una de las mayores compañías de Brasil, con operaciones en prácticamente toda América Latina, es también una de las principales empresas acusadas en el escándalo de Petrobras.

FUENTE