Procurador plantea reorientar lucha contra el narcotráfico

SANTO DOMINGO. El procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, se mostró de acuerdo en que se reoriente la lucha contra el narcotráfico, que actualmente penaliza, tanto a los consumidores o dependientes de las drogas, como a las personas que la trafican, y crean riquezas con esta práctica ilegal.

El funcionario favoreció que los consumidores sean tratados con políticas de salud pública y de prevención, y que la persecución penal se centre en los narcotraficantes como los criminales de ese mal social. “A nivel mundial, esa es la línea que se sigue, que es un tema de salud pública y de prevención”, dijo Domínguez Brito.

Asimismo, manifestó que a los narcotraficantes “hay que darles bien duro, y hay que darles duro por todos los medios, no solamente con prisión, al crimen organizado hay que castigarlo sobre todo con los bienes, quitarles todos los bienes, todo el dinero acumulado, que queden en la más absoluta pobreza”. El representante del Ministerio Público se expresó así durante la XIX Asamblea Plenaria de la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos (COMJIB), que se celebra hasta hoy en la capital.

Instituciones que luchan contra el consumo de drogas, como Casa Abierta, han planteado la necesidad de que en el país se deje de calificar -legalmente- al adicto como delincuente, ya que en realidad es un enfermo.

Domínguez Brito informó que toda Iberoamérica lucha para tener leyes muy parecidas en cuanto a narcotráfico, especialmente la de extinción de dominio, que busca despojar a narcotraficantes de sus bienes de manera definitiva.

Recordó que República Dominicana no es la excepción, y actualmente trata de que el Congreso apruebe esta iniciativa, que ya tiene dos años bajo su estudio.

En su intervención, el titular de la Procuraduría también resaltó los avances en materia penitenciaria obtenidos por el país en los últimos 12 años, y consideró propicia la ocasión para aunar esfuerzos en el fortalecimiento penitenciario.

Mayores retos

De su lado, el ministro de Justicia de España, Alberto Catalá, consideró que los mayores retos del sector en Iberoamérica son la necesidad de dar respuesta al derecho fundamental de acceso a la Justicia para los más desfavorecidos; reforzar las líneas de lucha contra el narcotráfico, la corrupción y la delincuencia organizada transnacional; reformar los sistemas penitenciarios para hacerlos más humanos y aplicar las nuevas tecnologías a la administración de justicia para que sea más ágil y eficaz y cumpla con su labor de castigar al culpable y de contribuir a reparar el daño causado sin demoras.

Catalá animó a la COMJIB para que sea el marco de referencia para armonizar las políticas públicas en esos ámbitos ya que, según recordó, la cooperación internacional en materia judicial es condición necesaria para hacer efectiva la Justicia, y salvar campos de impunidad en el mundo globalizado, en el que las fronteras judiciales ya no pueden coincidir con las fronteras de los Estados.

El representante español mencionó las reformas hechas en su país para mejorar el acceso a la justicia de sus ciudadanos.

FUENTE