Belinda-Raccoonknows.jpg

La Procuraduría General de la República (PGR) de la Ciudad de México informó a un juez federal que no existe una orden de aprehensión que pretenda ejecutarle a la cantante Belinda, a la que investiga por abandonar su domicilio fiscal e impedir una visita de verificación de su contabilidad.

Debido a la inexistencia de un mandato judicial, la que confirmaron diversos órganos jurisdiccionales, el juez federal Alberto Díaz Díaz negó la suspensión definitiva a la cantante, ya que no puede frenar una orden que no ha sido emitida.

Esta resolución, que corresponde al amparo 575/2016, tramitado la semana pasada por Belinda, fue publicada en su lista de acuerdos por Díaz, Juez Décimo Cuarto de Distrito en Amparo Penal de la capital.

Es previsible que el amparo pronto sea desechado, al no haber un acto como el que reclamaba la intérprete, pero esto no significa que la PGR no pueda intentar consignar ante un juez la averiguación previa que tiene pendiente contra Belinda.

Eventualmente, la cantante podría presentar un nuevo amparo, para no ser sorprendida por la PGR y suspender un mandato de captura que, si llegara a haberlo, sería por un delito no grave que no pondría en riesgo su libertad.

Cantante Belinda
Desde agosto de 2014 la PGR ha intentado conseguir una orden de aprehensión contra Belinda, pero hasta ahora no ha podido conseguirla.

En la indagatoria que lleva a cabo la dependencia federal, se acusa a la intérprete de haber abandonado su domicilio fiscal en 2013 y, con ello, evitar las tres visitas que le hizo el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para revisar su contabilidad.

El delito no es grave y, aunque está sancionado con 3 meses a 3 años de prisión, el castigo puede ser conmutado por una multa.

Fuente