Mariah Carey-Time Square-Raccoonknows.jpg

 

Dirk Clark Productions, la compañía responsable de la producción del evento de Año Nuevo en Times Square, está indignada con las acusaciones realizadas por Mariah Carey tras su desastroso show, y estaría barajando interponer una demanda.

Los voceros de Dirk Clark aseguran que la afirmación de la estrella, acusándoles de sabotear su actuación es “difamatoria”, y agregan también que es “escandalosa y francamente absurda”.

Un vocero de la empresa asegura que la cantate se negó a hacer una prueba de control de sonido y que había suficiente sonido en el escenario para que ella escuchara perfectamente la música.