Jose Ramon Fadul Monchy

El Ministerio de Interior y Policía prorrogó por segunda vez en un mes, hasta el 15 de agosto, la gracia a los portadores de armas de fuego que tienen más de dos años con las licencias vencidas. Las personas beneficiadas con la medida pagarán sólo los impuestos correspondientes a dos años, luego de cumplir con una serie de requisitos, entre los que figura someterse a una prueba antidóping.

“A quienes no cumplan con la renovación en el tiempo establecido, se procederá a retenerles las armas y cancelarles las licencias”, advirtió el ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, en un espacio pagado publicado en los medios de comunicación.

Recordó que los portadores de armas con licencias vencidas están violando el artículo 27 de la Ley 36-65. El artículo 27 indica que “las licencias que hayan sido expedidas a particulares para el porte o tenencia de armas, podrán ser revocadas en cualquier tiempo por el Ministro de Interior y Policía”.

FUENTE