168-13

SANTO DOMINGO. Con protestas, serios cuestionamientos y reconocimientos de orden local e internacional, la sentencia 168-13 que fija criterios sobre la nacionalidad, arriba hoy a su tercer aniversario.

Para las 11 de la mañana de hoy la organización Amnistía Internacional, junto a activistas pro derechos humanos realizará una protesta pacífica frente al Tribunal Constitucional, en repudio a la decisión que consideran es la causante de que miles de descendientes haitianos sean apátridas. Esa actividad se suma a la entrega de un documento el pasado miércoles, en el Palacio Nacional, exigiendo al Gobierno “medidas urgentes” para enfrentar la crisis que dicen ha generado la sentencia.

Sobre la sentencia 168-13, ayer el ex presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Jorge Subero Isa, aseguró que sigue siendo tan “desastrosa” como la primera vez. “Violentó una serie de principios de retroactividad, de prudencia y de incoherencia. La vino a ser menos traumáticas la ley que posteriormente se promulgó”, precisó al tiempo de advertir que las consecuencias serán peores desde el punto de vista internacional.

Sin embargo, organismos como el Sistema de Naciones Unidas en la República Dominicana, reconoció la forma en que se lleva a cabo la regularización de los migrantes, amparados en la Ley 169-14 que establece un régimen para personas nacidas en el territorio nacional inscritas irregularmente en el Registro Civil y sobre naturalización. También la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) consideró que el Estado dominicano corrigió lo que significó la sentencia, con la regularización de indocumentados a través de la ley 169-14.

FUENTE