Proyecto Ley Control de Armas plantea un desarme paulatino de la población

SANTO DOMINGO. El proyecto de Ley para el Control y Regulación de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y otros Materiales Relacionados, aprobado en dos lecturas en la Cámara de Diputados, contempla que el Ministerio de Interior y Policía (MIP) establezca un mecanismo periódico de recolección de armas en manos de la población civil.

De acuerdo con el artículo 95 del referido proyecto, “las personas que en el marco de este mecanismo, voluntariamente entreguen al MIP armas de fuego, municiones, partes o accesorios en su posesión, según las especificaciones establecidas previamente, y aún sin licencia, serán inimputables por porte o tenencia ilegal de armas de fuego, según los términos definidos en la presente ley”.

Otro objetivo de esa iniciativa es prevenir y controlar el uso de armas en la población civil, militares y policías fuera de reglamento.

Ordenaría la creación de un Fondo de Recuperación, en el artículo 94, que deberá ser asignado en el presupuesto anual del Ministerio de Interior y Policía.

El mismo servirá para la compra de armas de fuego a particulares interesados, así como para resarcir a aquellas personas a quienes no se les conceda licencia alguna, hayan obtenido previamente la propiedad de un arma y no logren transferir su propiedad en un plazo de treinta (30) días.

De aprobarse en el Senado, y ser convertida en Ley, la pieza legislativa, de la autoría del diputado reformista Víctor -Ito- Bisonó, derogaría la ley No. 36 de 1965, sobre Comercio, porte y Tenencia de Armas.

Asimismo, derogaría la Ley No. 25 del 1966; la Ley No.801; la Ley No. 119; la Ley No.138 y cualquier otra disposición legal que le sea contraria.

Exhibir y disparos al aire

El proyecto de ley sanciona a toda persona que, teniendo o no licencia de porte de armas de fuego de uso civil, exhiba o porte de manera evidente dicha arma en lugares y vías públicas. La sanción abarcaría el decomiso del arma y con penas correccionales de seis a un año y multas de uno a dos salarios mínimos del sector público.

También, los centros de diversión, expendio o consumo de bebidas alcohólicas que permitan en sus instalaciones personas exhibiendo o portando armas de fuego o blancas, serán sancionados con el cierre del establecimiento, de manera temporal o definitiva, según determine el MIP.

Establece sanciones, que incluyen encarcelamiento, por disparos al aire, sin motivos justificados, por la exhibición de armas, sin la debida identificación, de agentes de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional vestidos de civil.

Asimismo, prohíbe el uso de armas blancas: cortaplumas, navajas, sevillanas, puñales y toda clase de instrumentos afilados o con punta cuyas dimensiones excedan de tres pulgadas de largo por media pulgada de ancho.

Principio de Universalidad

La iniciativa establece principios de universalidad para aplicar la ley sin excepciones de cargos u oficios y de intransferibilidad, ya que toda licencia o material controlado es intransferible sin previa autorización. Dispone castigos con 20 años de prisión a los funcionarios que presten un arma para cometer un delito.

Propone clasificar las armas y municiones, el marcaje y la captura de huellas biométricas. En caso de que no estén marcadas, dispone que éstas sean confiscadas, incautadas o retenidas para ser destruidas en el menor tiempo posible.

FUENTE