image

 

Existen innumerables cirugías, para todos los gustos y necesidades. En un tiempo en que conformarse a los caprichos de la naturaleza no vale, la ciencia está empecinada en ayudar a que luzcamos como queremos… o creemos que queremos.

Todo sobre la mentoplastia

Este es el nombre técnico que se le ha dado a la cirugía que cambia la forma del mentón. Puede ser moviendo una parte del hueso hacia adentro, o incluso incorporando un implante con la idea de construir una “mandíbula débil”. Por supuesto, también puede tratarse de una reducción de mentón, eliminando parte del hueso.

El resultado de esta intervención lleva a un perfil más agradable, y muchas veces está acompañado de una cirugía de nariz, para que el rostro tenga medidas proporcionales entre sí.

La cirugía de mentoplastia es como cualquier otra: requiere una comprensión clara y realista de las verdaderas razones que puede llevar el pasar por este cambio. Estas expectativas deben ser discutidas sinceramente con el cirujano, quien informará sobre las expectativas, el estado general de salud y las condiciones específicas. Para ello, es necesario que examine la estructura facial, incluyendo textura de la piel y el hueso subyacente. También se verá cómo puede cambiar la cara, y explicar los detalles del procedimiento.

Sobre el procedimiento

La cirugía de mentón o mentoplastia suele durar varias horas, aunque puede ser un procedimiento ambulatorio, es decir, no requiere internación. Sin embargo, esto puede depender del caso, que si es más complicado, puede tomar más tiempo y requerir una breve hospitalización.

Las mentoplastias más comunes incluyen el aumento de mentón para cambiar la forma de la barbilla, o la reducción del mentón. Si bien el proceso post-operatorio es lento, los resultado son de gran satisfacción. Luego de la intervención, la barbilla se sentirá tierna, y deberá permanecer a base de una dieta de comida blanda o líquidos por unos días.

La sensación de estiramiento y opresión, así como la hinchazón y tener el rostro magullado son los primeros síntomas luego de la cirugía. Pero como todas, son los pasos necesarios antes de poder ver los resultados finales.

Fuente